Actualidad TI siesta

CalmSpace, la cápsula del descanso que te hará producir más en el trabajo

La productividad en el trabajo muchas veces nada tiene que ver con las horas físicas que pasamos en el mismo. De hecho un buen trabajador convenientemente motivado y con las herramientas necesarias a su alcance seguramente será más productivo en pocas horas que alguien que pasa con desgana jornadas larguísimas de tiempo en su pupitre laboral. Otro de los conceptos que barajan los estudiosos del tema es el descanso, pues alguien que está relajado y descansado tiende a enfocar sus labores con más ganas y efectividad. Y ahí entra la CalmSpace, una “cápsula del descanso” pensada para que los trabajadores disfruten de una pequeña siestecita (sí, ese gran invento tan nuestro) para después retomar el trabajo con más brío y fuerza.

Échate una siestecica en la Luna… por 1.500 €

Ni entrenamiento en la Ciudad de las Estrellas ni la NASA, ni empuje gravitacional, ni incomodos trajes con sondas en tus orificios excretores.

No te vamos a prometer que salga la cosa barata, pero sí es mucho más económico que subirte en una nave espacial. Podrás echar una siesta en la Luna por unos 1.500 €. Y aún hay más.

La almohada total para tus siestas más acogedoras

Es la hora de la siesta.

Nada de sofá o sillón, que al final terminas con tortícolis o te despiertan los anuncios de la tele. Como decía Camilo José Cela, nada como una reparadora siesta de “orinal, pijama y padrenuestro”. La persiana echada proporcionando penumbra, el ventilador del techo en la posición adecuada para no hacer mucho ruido y sí generar una suave brisa. ¿Qué nos falta? Ah, claro, esta almohada especialmente diseñada para embarazadas pero que a cualquier nos puede acoger con su abrazo digno de Morfeo (el de la mitología griega, no el de “Matrix”). Y aún hay más.

El accesorio para siestas furtivas ¿definitivo?

Si navegando por internet descubres un objeto maravilloso que te promete poder echar una cabezadita en cualquier sitio sin problema, gracias a que aúna en un sólo ser una mullida almohada, una máscara para dormir y unos tapones para los oídos, posiblemente lo comprarías sin dudar ante las altas expectativas… El problema viene cuando te llevas el enorme chasco de ver que se trata de una especie de toalla enrollada en la cabeza.

Cojín + mando a distancia = siestas controladas

La perfección existe, y la ha creado el hombre.

La siesta y los mandos a distancia son de esos conceptos indisolubles que en ocasiones pueden generar conflictos cuando nos falta uno de los elementos necesarios para que se desarrolle con normalidad el bien merecido descanso vesperterino y el dominio sobre la programación televisiva.

Un cojín y un mando a distancia son las herramientas con las que un hombre puede dominar la sobremesa. Pero ¡ay, como falle uno de los dos! De los mismos ingenieros que lograron unir el fútbol y la cerveza, hoy el cojín con mando a distancia incorporado. ¿Deseas saber más?