Actualidad TI sillas

LimbIC: te lo juramos, es una silla

Sillas, diseño y fibra de carbono… menuda combinación. Y es que si ya estabas pensando que de lo que te vamos a hablar hoy es de un potro de tortura, de una camilla para parturientas o del hijo bastardo de un transformer y R2D2 te equivocas. Eso que aparece en la foto se llama LimbIC y como demuestra el vídeo que tenemos a continuación es una silla en la que aunque a primera vista no te lo parezca se puede uno sentar cómodamente sin necesidad de recibir previamente lecciones de contorsionismo, sadomasoquismo o cualquier otro ismo. Ah, y como plato fuerte, el ¿asiento? está realizado íntegramente en ese material que hasta la llegada del grafeno ocupaba el podio del deseo diseñístico: la fibra de carbono.

La caída de Kim Dotcom se debió al uso de muebles baratos

Ni la envidia, ni las conspiraciones judeomasónicas, ni la alianza de la industria audiovisual, ni el temor de las agencias de seguridad… la auténtica razón para la caída de Kim Dotcom,  dueño y señor del emporio Megaupload fue muchos más sencilla. Se debió simplemente a escatimar gastos a la hora de elegir el mobiliario. Con una silla menos barata esto no hubiera pasado.

Silla Inception: la silla infinita que parece sacada de “Origen”

Uno de los momentos más comeollas de la película “Origen” de Cristopher Nolan es el momento sueño-dentro de un sueño-dentro de otro sueño-que está dentro de otro sueño más (no sé si me falta alguno).

Esa suerte de matrioska onírica que incluso hacía necesario un complejo esquema del que ya te hablamos aquí en su día, ha llegado ahora al mundo de la decoración y el mobiliario. Porque de ambos puede hablarse con esta silla Inception (título original de la peli de Nolan) que nos muestra un acopio aparentemente infinito de sillas progresivamente más pequeñas contenidas dentro de la principal.

La silla plegable R2-D2, el insolente cabezudo más cómodo de la galaxia

Merece una categoría propia.

R2-D2, el droide astromecánico más famoso de la galaxia, el que siempre salva el día, el auténtico protagonista de la saga Star Wars, tiene casi cualquier producto imaginable con su imagen o su forma.

Ahora le toca al mundo del mobiliario plegable con esta silla a la que sólo le falta silbar, chirriar y, claro, unas redecicas con las que recorrer desiertos, Palacios y naves espaciales.

Posaderas fresquitas con los asientos refrigerados por agua

Aunque estamos en pleno otoño alguien debería decirselo a la meteorología.

El calor se resiste a marcharse y puede ser buena idea recuperar algún invento que pensábamos que su utilidad quedaría limitada al verano, como este aditamento refrigerante para tus posaderas y tu espalda que impedirá que se queden incómodamente pegadas a la silla. Y aún hay más.

Tú también puedes sentarte en una silla invisible

Con la cantidad de tiempo que pasamos sentados al cabo del día… y no sabemos apreciar en lo que vale una buena silla.

Como siempre la tenemos bajo nosotros no terminamos de ser conscientes de su papel en nuestra vida, y quizá sea esa la inspiración que ha llevado al fotógrafo Jens Sage a crear esta serie de fotografías en los que el elemento ausente es precisamente el que le otorga todo el sentido a cada fotografía. Y aún hay más.

Imprime sillas con este robot con vocación de manga pastelera

En Gizmodo ya os hemos mostrado varias impresoras 3D, pero este sistema utilizando un brazo robótico es quizás uno de los más versátiles y curiosos que he visto hasta ahora, tanto en su “sencillo” sistema para suministrar el material como en éste mismo. Descubre a continuación de qué están hechas estas sillas y un vídeo en el que podrás ver el proceso de fabricación.

¿Qué puedes hacer con 111 botellas de Coca-Cola? Una silla de Coca-Cola

Emeco es una marca de muebles autora de una nueva versión de un diseño ya clásico de sillas, la 111 Navy Chair. Hasta ahora lo podías ver en múltiples series de tv y películas como la típica silla de aluminio en las salas de interrogatorio policial o como pieza de diseño en comedores modernos.

Coca-Cola se ha unido a Emeco para dar una segunda oportunidad a sus botellas de PET (tetraftalato de polietileno) recicladas. En concreto a 111 de ellas, que son las necesarias para convertirse en una de estas sillas. ¿Deseas saber más?

Sillas hechas de pan ¡Menudo dilema!

El diseñador Enoc Armengol ha pensado en resolver con un mismo objeto dos de las cosas que hace la humanidad desde sus inicios: Comer y descansar. Más detalles y fotos tras el salto.

Mesa-monolito: frío metal para ti y otros nueve amiguitos

Kubrick, unos cuantos monos, algún que otro astronauta trasnochado y miles de fans de las películas de ciencia ficción se han pasado años intentando dirimir qué era en realidad ese manido monolito que aparecía por todas partes cuando la humanidad estaba a punto de dar un salto evolutivo. El diseñador Gioia Meller Marcovicz ha resuelto por fin la incógnita. Se trata de una estructura de acero inoxidable que se transforma en una extensa mesa de comedor de 2,5 metros de largo y diez sillas. El contener este mobiliario en un gran bloque de metal quizá no resulte demasiado funcional, pero si útil para vacilar a tus colegas cuando les invites a cenar y pidas que te ayuden poniendo la mesa. Más imágenes tras el salto.