Actualidad TI Támesis

El espectacular, futurista ¿e imposible? aeropuerto flotante de Londres

Hace poco más de un año os contábamos el faraónico proyecto que el estudio de arquitectura Gensler construiría para la ciudad de Moscú: una gigantesca noria de 220 metros de diámetro y 300 millones de presupuesto. Hoy me he topado con uno de los bocetos de otro de los proyectos de esta firma, la todavía más espectacular idea de un nuevo aeropuerto flotante para la ciudad de Londres, que situarían en el estuario del Támesis y que se conectaría con la City mediante túneles bajo el agua. ¿Pero se puede hacer eso?

El aeropuerto de 50.000 millones de euros que permitirá aterrizar en el Támesis

Cuando en un futuro te digan que vas a aterrizar en el Támesis no te asustes.

Se tratará del aeropuerto Thames Hub, un proyecto que costaría 50.000 millones de euros y que incluiría terminal ferroviaria y marítima, una especie de portaaviones en medio del principal río del Reino Unido y que conectaría Londres con el continente europeo por aire, mar y bajo tierra mediante el Túnel del Canal de La Mancha.

La habitación con vistas mas espectacular de Londres

Dominar el mundo desde dentro del mundo.

Algo así debe sentir el ocupante de esta esfera situada sobre el río Támesis a su paso por Londres, dominando desde las alturas toda la urbe en el interior de un globo de policarbonato que reproduce en su superficie los continentes de nuestro planeta.

Obra del estudio de arquitectura de Julian King, este orbe transparente de 7 metros de diámetro alberga una estancia de 42 metros cuadrados con unas vistas tan espectacualares como escasa privacidad. Y aún hay más.

Steam Boat Willy, un hovercraft a pedales de paseo por el Támesis

Un equipo de la Universidad de Londres ha creado este hovercraft a pedales utilizando los materiales más ligeros que tenían a mano: fibra de carbono, tejido de vidrio y espuma de poliestireno. Es impresionante que un hovercraft vaya a pedales, aunque hay que decir que no es probable que pase de este prototipo: al parecer, sus materiales no sólo son ligeros, sino delicados. El tejido de vidrio se puede dañar accidentalmente simplemente al agarrarlo. Podéis ver el Steam Boat Willy en acción, de paseo por el Támesis, después del salto.

Un faraón Lego de 5 metros, de paseo por el Támesis

Un simple vistazo a la categoría Lego de Gizmodo basta para hacerse una idea del alcance que han llegado a tener esas piececitas locas de nuestra infancia. Y, aun así, me habría quedado con la boca abierta y la babilla chorreando si hubiera visto este faraón Lego descendiendo por el Támesis, en el tramo final