Actualidad TI telescopios

La NASA nos enseña las banderas que siguen “ondeando” en la Luna

Son numerosas las teorías conspiranóicas que tratan de explicar que el hombre no llegó a la Luna, pero los hechos, tozudos, se encargan de demostrar que todo lo que la Historia nos ha contado sobre ese acontecimiento sucedió tal y como lo conocemos. Gracias a las imágenes obtenidas por el LRO, Observador de Reconocimiento Lunar, de la superficie de nuestro satélite, la NASA ha podido mostrar fotografías desde ese privilegiado telescopio en el que se puede distinguir el lugar del histórico aterrizaje del Apolo XI así como la sombra que proyecta la bandera que allí dejaron los astronautas. Pese a la radiación y temperaturas extremas del lugar, 43 años después la bandera permanece donde la clavaron aquellos pioneros de la exploración espacial.

La NASA observa por primera vez un planeta barrido por una erupción solar

Hoy en muchas partes de España (y aquí en Murcia ni os cuento) lo del calor es algo de Juzgado de Guardia. Parece que los portugueses de vuelta a casa eliminados por España en la Eurocopa nos han dejado caer encima la mitad de la producción de mantas de su país. Pero todo esto no es nada comparado con lo que la NASA ha detectado en un planeta situado a 63 años luz, donde la estrella en torno a la que orbita se ha despertado levantisca y ha generado una erupción solar de tal magnitud que ha arrasado la superficie del planeta con temperaturas que habrían alcanzado los 1.000 grados centígrados. Como para salir a pasear liado en una batamanta.

El Gran Telescopio de Canarias podría distinguir las luces de un coche en Australia

-Papá, ¿qué está más lejos, Sevilla o la Luna?

-Hijo, pareces tonto… ¿tú puedes ver desde aquí Sevilla?

 

Las malas pasadas que nos juega a veces la dichosa curvatura terrestre, con lo a gusto que estábamos hace 500 años cuando la Tierra “era” plana y lo peor que podía pasarte es que al llegar al borde te cayeses con barco y todo. Evidentemente es imposible en la práctica que desde el GranTeCan se pueda ver nada que esté en Australia (salvo quizá si colocásemos un espejo en órbita) pero es un ejemplo bien gráfico para explicar su tremenda capacidad de alcance observacional y al mecanismo que le permite compensar la pérdida de luminosidad que tiene lugar cuando la luz de una estrella atraviesa nuestra atmósfera. Y aún hay más.

La NASA ennegrece el lado oscuro de los telescopios

Probablemente pensarás que la pintura negra o la tinta china son suficientemente negras, pero no. De hecho hay varias tonalidades de negro aunque a nosotros nos parezcan iguales y aunque puede que para situaciones normales baste con usar cualquier negro, cuando necesitas un material que absorba la luz lo más posible requieres algo que supere incluso en negrura al pelo mohicano de Mr. T. En la NASA ya lo han encontrado y supera con creces a la pintura negra anteriormente creada por ellos.

Collage de telescopios para mostrar las imágenes de otras galaxias

Sí, puede que parezca una imagen photoshopeada, incluso alguno con mucha imaginación será capaz de ver la forma de un pez, un feto humano o incluso un croissant cósmico, pero el hecho es que esta imagen es real, y ha sido tomada a partir de imágenes de tres telescopios distintos. Detalles tras el salto.

Receta para mejorar la detección infrarroja: puntos cuánticos y oro

¿Os acordáis de nuestros amigos los puntos cuánticos? Yo al principio tampoco, pero me he refrescado la memoria cuando he visto este importante avance del Instituto Politécnico Rensselaer. Porque cogiendo puntos cuánticos mezclados con oro (no agitados) y servidos en unos satélites en órbita permitirán multiplicar en un x20 la capacidad de resolución de sus cámaras infrarrojas. Si quieres ver los detalles del avance, o si eres un predator, tienes los detalles tras el salto.