Actualidad TI tetris

¿Los videojuegos son Arte? El MoMA piensa que sí e inaugura una exposición permanente

Hace ya unos muchos cuantos años, cuando mis posaderas descansaban a diario en el aula de un instituto, tres bancos más allá un compañero de clase se ausentaba periódicamente de las lecciones más tediosas porque prefería quedarse en casa jugando a los videojuegos. El chaval realizaba largas sesiones maratonianas en las que la videoconsola alcanzaba temperaturas extremas, y sus huellas dactilares casi desaparecían de tanto machacar los botones… y claro, este chico era un verdadero “crack” con el mando, un fuera de serie, y le gustaba definirse a si mismo como un verdadero “maestro” en el ”arte” de los videojuegos. Desconozco dónde parará hoy ese chico, que para muchos quemaba células cerebrales a gogó pasando tanto tiempo delante la pantalla, pero parece que finalmente en el debate eterno sobre los videojuegos las hechos acabarán por darle la razón, pues el MoMA (Museo de Arte Moderno de New York) inauguró recientemente una exposición permanente dedicada a los videojuegos, que son ya para muchos otro tipo más de Arte de nuestros tiempos.

Cubatas juguetones con cubitos de hielo estilo Tetris [Veredicto: Tetrice]


Un toque de estilo refrescante y juguetón. Es es la simpática propuesta de este molde de silicona que está pidiendo a gritos que lo llenes de agua, lo metas en el congelador y lo sirvas en una fiesta a la que sin duda debes invitar a aquellos de tus amigos más apasionados del legendario Tetris, puesto que ese será el inevitable recuerdo ochentero que acudirá a sus mentes puesto que la forma de los cubitos de hielo será la de los célebres tetriminos que tantas monedas de cinco duros sacó de nuestros bolsillos.

Calcetines Tetris: encaja los pies aquí dentro

Dedos gordos y cuadradotes o alargados y delgados (de los que eliminan cuatro filas de golpe). Algún meñique retorcido y como no, el pie con su forma de L. Está claro que a la hora de convertir el Tetris, juego de mesa ruso, en uno de los más populares juegos de ordenador/consola de la Historia, su desarrollador Alexey Pajitnov, tuvo también algún pie cerca. Y qué mejor homenaje a estas formas tan identificables con pie y dedos del ídem que unos calcetines con las malditas piezas de colorines que a muchos llegaron a aparecérsenos en sueños.

Catedráticos de Oxford previenen el trastorno por stress post-traumático… ¡jugando al Tetris!

El trastorno por estress post-traumático (TEPT o PTSD por sus siglas en inglés) es una aleracion emocional consecuencia de un grave episodio o una experiencia negativa de gran intensidad que quien la sufre no es capaz de asimilar cuando se produce y hace revivir el doloroso momento reiteradamente generando una gran ansiedad. Situaciones de riesgo propias o fallecimientos de personas cercanas pueden provocarlos y tradicionalemnte se vinculan a los veteranos de guerra. En la Universidad de Oxford parecen haber encontrado un alivio para quienes reviven posteriormente esos traumas: jugar al Tetris. Ya puedes ir desempolvando la vieja Game Boy.

Mallas a lo tetris para atraer/alejar de forma selectiva

Probablemente estas mallas con motivo tetris están pensadas para alguien realmente fan del juego o para todo aquel que espere que según pase la noche, sus pantalones vayan luego desapareciendo por momentos. No, no es que tengan un sofisticado sistema OLED flexible que te permita jugar al tetris de verdad, simplemente está impreso, así que no me queda muy claro el porqué de su existencia.

Cuando los arquitectos juegan al Tetris [Galería de fotos]

A la hora de cargar el maletero del coche para irte de vacaciones o de hacer una mudanza el haber llegado al nivel 20 el Tetris siempre viene bien. Lo malo es cuando un arquitecto que ha logrado en sumun en el juego de los bloques se toma demasiado a pecho el tema y decide aplicarlo en su trabajo.

Y este nuevo concepto de arquitectura parasitaria se está aplicando en Moscú, que recordemos que es la ciudad más poblada de Europa, con lo que igual no les viene mal.

El juego del Tetris, versión "analógica"

Ha enganchado a generaciones y fue el rey absoluto de las consolas y videojuegos portátiles a finales de los ochenta y principio de los 90.

Hablamos del Tetris, videojuego con el que millones de personas llegaron a soñar por las noches, con su incesante lluvia de piezas de colorines y formas diversas siempre formadas por cuatro cubos, de ahí su nombre (tetra = cuatro en griego) que había que encajar para eliminar líneas y así evitar acabar con la pantalla llena y rebosante.

En realidad el creador del videojuego, Alexei Pazhitnov, se inspiró en un juego “analógico” ruso que emplea piezas similares a las que se hicieron universalmente famosas, y eso es lo que te traemos hoy, la posibilidad de jugar al único Tetris que no necesita que lo enchufes y que no necesita pilas.

Sopa de letras combinada con tetris para producirte dolores de cabeza

¿Sigues buscando la sección de pasatiempos en los periódicos para encontrar sopas de letras con las que pasar el rato? ¿Cada vez que cierras los ojos ves piezas de Tetris cayendo como resultado de tan gran adicción a la GameBoy en los 90?

Pues por fin puedes unir ambas sensaciones en un sólo juego, eso sí, no necesitas ningún dispositivo electrónico, sino que se trata del curiosísimo puzzle Pathwords.

¿Te quedaste sin batería? ¿Se ha ido la luz? Puedes seguir jugando al Tetris

Tienes mono de Tetris… y no hay electricidad disponible.

Se han fundido los plomos, se agotaron las pilas, estás en mitad del campo… se acabaron las tribulaciones, no llegarás a experimentar en tu cuerpo los horrorosos síntomas del síndrome de abstinencia que te impulsa a ver formas de encajar entre sí los objetos que tienes alrededor. Volvemos a sus orígenes, un juego en el que se trataba de encajar piezas de distintas formas, y décadas después de hacernos rascar los bolsillos ante una recreativa podemos jugar sin gastar electricidad, sentadicos en una mesa camilla con un brasero de ascuas y brasas con el juego de tablero del Tetris. Y aún hay más.

El Pac-man humano en stop-motion [Veredicto: ¡Tiriririrí!]

Coge una sala de cine. 111 píxeles humanos. Remuévelo bien. Reparte camisetas de colores, en las que predomine el azul. Planéalo con semanas de antelación. Y después de ello, si tienes mucha suerte, te podrá salir algo como el Pac-man humano. Puedes verlo, junto al Tetris humano, tras dar un salto.

La dura verdad sobre el Tetris, el videojuego más sanguinario de la Historia

Uno de los juegos más populares y adictivos de todos los tiempos, el Tetris, no tiene nada de inocente.

Para el común de los mortales el juego creado por Alexei Pazhitnov y auténtico icono de las recreativas de finales de los 80, no es más que un inofensivo puzzle en movimiento en el que hay que ordenar una lluvia incesante de piezas de diversas formas y colores. Nada más lejos de la realidad. Detrás de tan inocua fachada se ha ocultado durante décadas una macabra y sanguinaria realidad que hoy te desvelamos, no sin antes advertirte que tal vez tu sensibilidad pueda verse herida ante lo abominable de la verdad. ¿Deseas saber más?

Jabón con forma de GameBoy anima a lavarte las manos a cada momento

Probablemente si este jabón hubiese existido hace 20 años, las madres no hubiesen tenido que insistir tanto a sus hijos para lavarse las manos, ya que el jabón tiene la forma de una GameBoy (clásica, por supuesto). Además, en la pantalla aparece una imagen de un juego de tetris que, lamentablemente, no se puede jugar. Más detalles y su precio, tras el salto.

La camiseta definitiva: Pong, Space Invaders, Pac-Man y Tetris, todo en uno

¿Se puede concentrar más historia de los videojuegos en menos?

Aparentemente tenemos una camiseta con un simple monigote, pero el “connaisseur” avezado del Universo Marcianitos sabrá reconocer al instante todos los elementos que configuran un repaso tan acertado como sabiamente combinado de los clásicos juegos de consola. ¿Deseas saber más?

Un Tetris en el que lo único que no gira son las piezas

Si alguna vez has soñado con piezas de Tetris (es decir, has pasado toda una tarde dándole), no te puedes perder este peculiar Tetris, bautizado como First Person Tetris. Una buena opción para esos ratos muertos del viernes por la mañana. Eso sí, si te entretienes un rato con él tampoco te puedes perder un

Una orgía de Tetris para celebrar su 25 aniversario

El sábado pasado el genial Tetris cumplió 25 añitos. Ahí donde lo ves, sigue causando furor. La mejor forma de celebrarlo es echarse una partidita a ver si no hemos perdido habilidades. Pero si no lo tienes a mano, la opción B es ver este corto de Mike Damanskis, ligeramente NSFW pero muy divertido. Una orgía de tetris, después del salto.

Arte y Tetris, juntos en un callejón de Sidney (tirando la casa por la ventana)

En algunas grandes ciudades hay gente muy guarra, que aprovecha que su piso da a un solitario callejón para tirar la basura por la ventana. Y en la australiana metrópolis de Sidney, donde el agua del water gira en sentido contrario que aquí y sus habitantes tienes canguros como mascotas en vez de perros, no son menos. Un día hasta le dio a un vecino por tirar piezas enormes de Tetris iluminadas y sin nadie para manejar su posicionamiento pasó lo inevitable, se quedaron atascadas entre las paredes de la callejuela. Más fotos y una explicación coherente tras el salto.