Actualidad TI UARS

ROSAT, otro satélite que podría caer a la Tierra próximamente

No hace mucho que se nos ha venido encima un satélite, el UARS, finalmente sin causar ningún daño, cuando la ESA (Agencia Europea Espacial) anuncia que el satélite alemán ROSAT podría caer sobre la Tierra en una semana.

Se trata de un telescopio de Rayos X que quedó inutilizado hace 13 años y cuyas 2,4 toneladas de peso podrían impactar contra algún punto de Canadá o Suramérica. Y aún hay más.

Qué hacer si el satélite de la NASA te cae encima

Mientras se aclara si lo que sucedió ayer en Buenos Aires está o no relacionado con el satélite UARS que cayó desde su órbita podemos repasar qué hacer en estos casos si efectivamente en nuestro jardín termina aterrizando un objeto procedente del espacio y construído por la mano del hombre terrestre.

Porque si lo que aterriza es una nave alienígena eso ya es motivo de otro artículo al que le dedicaremos espacio otro día. Y aún hay más.

Una misteriosa bola azul caída del cielo acaba con la vida de una mujer en Buenos Aires

Monte Grande, en las inmediaciones de Buenos Aires, ha sido testigo esta tarde de un extraño suceso en el que al menos una mujer ha muerto y una decena han resultado heridas tras caer del cielo un objeto no identificado.

Algunos testigos han manifestado que observaron como desde el cielo “caían bolas de fuego”. El suceso tuvo lugar a las 5:10 GMT. La Policía Científica argentina está investigando en el lugar de los acontecimientos para tratar de encontrar una explicación mientras desde algunos foros se apunta al satélite UARS que según la NASA descendió desde su órbita la pasada madrugada, supuestamente cayendo al Océano Pacífico. Tras el salto os ofrecemos una fotografía que presuntamente se correspondería con “lo que cayó del cielo“. Y aún hay más.

Sigue el rumbo del satélite que el viernes caerá a la Tierra y comprueba que no lo hace sobre tu cabeza

Este viernes caerá a la Tierra este pedazo de metal que ves en la imagen.

Se trata del satélite UARS1, 6 toneladas de maquinaria destinada a investigar las capas altas de la atmósfera y que tras haber cumplido su misión pierde su órbita hasta reentrar en la atmosfera terrestre. El problema es que las altas temperaturas provocadas por la fricción en su reentrada no conseguirán desintegrarlo por completo  y habría unas 26 piezas que podrían sobrevivir. Hasta hace poco no se sabía con certeza sobre qué parte de la Tierra caerían los restos mañana viernes. Hoy ya tenemos más detalles. Y aún hay más.

El satélite de 6,5 toneladas que podría caerte en la cabeza

Sobre nuestras cabezas, en órbita en torno a la Tierra, hay más de 200.000 piezas que el hombre ha puesto ahí arriba y qu ocasionalmente pierden altura y se precipitan sobre nosotros.

La mayoría de las ocasiones se trata de pequeños fragmentos de satélites o naves que se han desprendido en algún momento, tuercas que se le escaparon a alguno de los astronautas que han construído la Estación Espacial Internacional… pedazitos de basura espacial de 10 centímetros o más que pululan por ahí arriba y que el día que pierden su órbita caen incinerándose en la reentrada para que luego nosotros pidamos un deseo al ver la “estrella fugaz” que ocasionan.

Pero en esta ocasión podría hacerse cierta esa amenaza que era lo único que hacía temblar de miedo a un galo, aquello de que “el cielo se desplome sobre nuestras cabezas“. Si no el cielo entero, al menos un cacho gordo. Hablamos de la amenaza que representa la caída del satélite UARS, de 6.500 kilos de peso. Este no se va a hacer carbonilla en la reentrada. Y aún hay más.