Actualidad TI Ventanas

Una empresa alemana desarrolla ventanas de cristales tintados que generan energía solar


Los techos llenos de placas solares pronto serán cosa del pasado. Y su decadencia comienza gracias a Heliatek, una empresa alemana que está decidida a transformar tanto la generación de energía renovable como la arquitectura, puesto que están desarrollando unas ventanas cuyos cristales, merced a una tecnología similar a la de las pantallas OLED permite esta fotosíntesis ventanística.

Winbot acabará con el oficio de limpiaventanas

De sobra son conocidos los “robots aspiradora” que pululan por los suelos para ir limpiando sin descanso, pues bien, ahora le toca también el turno a las ventanas y cristaleras gracias a Winbot.

Este nuevo robot está robot pensado para limpiar ventanas y Ecovacs lo ha presentado este año en el CES, no sólo para facilitar la limpieza, sino también para trata de acabar con uno de los personajes principales de sketches de comedia slapstick durante años, el limpiaventanas.

Ventanas inteligentes para ahorrar y no tener que lidiar con persianas

Ni son las primeras ni serán las últimas, pero estas ventanas inteligentes, capaces de cambiar automáticamente su transparecia y desarrolladas en Corea, suponen una mejora importante con respecto a otras que ya existen. Y es que a diferencia de las demás, estas ventanas son más baratas, más ecológicas, se estropean menos y además cambian más rápidamente. Vamos, el clásico bueno, bonito y barato.

"Spirador", el aspirador-araña que se sube por las paredes

Bueno, se sube por las paredes si son de cristal.

Windoro es el primer modelo de limpiador robotizado que limpia los cristales por los dos lados, al estilo de los aspiradores autónomos Roomba, pero en lugar de correr por el suelo en espiral prefiere inspirarse en Spider-Man y trepa por ventanales y cristales divisorios entre estancias. Eso sí, lo deja todo limpio que da gusto verlo. ¿Deseas saber más?

Fish House, la casa de tus sueños, de los míos y de los suyos

Esta maravilla arquitectónica, producto de nuestros sueños jamás alcanzados (bueno, realmente producto de Guz Arquitects) es lo más parecido al paraíso que he visto. Se diría que la piscina rodea la casa, pero lo cierto es que prácticamente la casa está encima de la piscina. Mira qué chula que es después de dar un salto.