Actualidad TI Vizio

Vizio

Vizio cuestiona las ventajas de los televisores curvos

Para muchos los televisores curvos son una novedad muy interesante, mientras que otros creen que no tienen ningún sentido. Vizio, además de ofrecer televisores muy baratos, no cree en los curvos y lo demuestra con una curiosa campaña.

Confirmado: los alucinantes ordenadores Vizio comienzan a venderse este mes

Uno de los paradigmas del diseño en ordenadores es, desde hace unos cuantos años (décadas, incluso) la casa Apple. Pero aunque quizá sea la más famosa no es, desde luego, ni la única ni la que quizá cuida más la parte estética de sus productos. Hace unos meses te contábamos aquí en Itespresso que la casa Vizio presentaba una gama de ordenadores, de sobremesa y portátiles, más que dignos herederos de la revolución en cuanto a diseño que supuso Mac hace unos años. Parecían poco más que ejercicios de estilo, prototipos como mucho, pero al parecer su llegada a las tiendas no es que sea inminente, es que este mismo mes comienzan a venderse.

Vizio VAP430 Stream Player, la caja de tus “vizios” audiovisuales por sólo $100

Ayer mismo te comentábamos la gran expectación que había causado en el CES 2011 de Las Vegas la presentación de la gama de ordenadores de Vizio, con su aspecto minimalista, ultradelgado y ultrametálico.

Hoy tenemos que volver a los productos de esta casa porque han desvelado un interesante reproductor multimedia capaz de reproducir 1080p en streaming. Y además con un atractivo diseño y un mando a distancia de los que sólo podemos decir “lo quiero… ¡ya!”. Está claro que estos chicos han elegido bien el nombre de su marca.

Vizio: al diseño minimalista y ultradelgado de los MacBook Air le sale competencia

El monopolio de los ordenadores de diseño minimalista, impactante, ultradelgado y extrametálico deja de ser patrimonio de Apple.

Con una completa gama que incluye monitores, CPU, teclados, touchpads, ratones, portátiles y hasta tablets la marca Vizio ha desembarcado en el CES de Las Vegas causando asombro por doquier y generando murmullos de admiración y exclamaciones al unísono de “lo quiero”.