Actualidad TI volar

Este valiente quiere cruzar el Atlántico con su casa elevada por globos [Veredicto: Up!]

¿Recuerdas a Carl Fredriksen, el cascarrabias de “Up!” que decidía una mañana emprender el vuelo con su casa colgando de un buen puñado de globos? Pues la realidad siempre termina superando al Arte y esta ocasión va a ser de estas. Conoce a Jonathan Trappe, alguien empeñado en repetir esa hazaña y cruzar el océano Atlántico con un montón de globos de los que colgará una pequeña casa.

La piscina para valientes en la que más que nadar podrás volar

Sólo para osados sin miedo a las alturas y con ganas de refrescarse. Ese parece ser el público objetivo al que se dirige esta curiosa piscina situada en lo alto de un hotel de Shangai, una de las ciudades que últimamente más dan que hablar en China por su hiperactividad. Ubicada en la planta 24 y con 100 metros por debajo, sobresale de la fachada del edificio y presenta un suelo acristalado que hará pensar a quienes la observan desde abajo que los ocupantes de la piscina no nadan sino que vuelan.

El acuario que consiguió que los pingüinos y las focas volasen

Si alguna vez has hecho una apuesta en plan “cuando los pinguinos/las focas vuelen” que sepas que la acabas de perder. Pero puedes seguir como vencedor si consigues evitar el Acuario Sunshine de Tokio, donde se ha instalado un peculiar acuario circular con suelo transparente situado sobre una estructura elevada que permite a los visitantes mirar hacia arriba y ver focas y pingüinos sobre ellos. Nadan, en realidad, pero parecen volar.

Vuela más rápido que nadie con la cometa motorizada

Volar, ese sueño que tiene el hombre desde que algún día alzó la cabeza y vio cómo los pájaros surcaban el cielo, es una inagotable inspiración para elevar sobre nosotros trasuntos varios con los que imaginar que somos nosotros quienes nos desasimos de la gravedad que nos mantiene aferrados al suelo. Velas, cometas, alas delta, paracaídas, globos, planeadores… y todo ello más divertido si le acoplamos un motor, como es el caso de esta acrobática cometa motorizada.

El hombre que volaba batiendo alas gracias a Nintendo Wii

El hombre puede volar. Sin motor. Sin planear. Sin tomarse antes unas pirulas. Con un poco de esfuerzo de sus brazos, aleteando como un pajarillo y (esto es muy importante) un mando de la Wii. Un ingeniero mecánico holandés, Jarno Smeets, ha desarrollado un ingenioso mecanismo que transforma el movimiento de sus brazos en el de unas alas artificiales y simplemente moviéndolasacompañándose de una pequeña carrerilla, es capaz de emprender el vuelo. Leonardo da Vinci estaría orgulloso. A continuación te mostramos un vídeo del despegue y el vuelo.

Volemos supersónicamente al pasado con el Tupolev 144, el “Concorde” soviético

Si hablamos de “vuelos supersónicos” enseguida acude a nuestra mente el recuerdo del añorado Concorde. Durante años el único avión comercial capaz de superar la barrera del sonido y de unir Londres o Paris con Nueva York en 4 horas, la mitad de la duración habitual de ese trayecto. Pero no fue el único avión de estas características. La extinta Unión Soviética dispuso de su propio transporte supersónico, el Tupolev TU-144, del que os ofrecemos un par de vídeos a continuación.

Hoy os vamos a enseñar a manejar un Boing 737

Es de esas cosas contradictorias que tiene la vida. Por un lado te encantaría ser el que se levanta en medio de la cabina entre las miradas de admiración del pasaje (especialmente las integrantes de la selección sueca de voley-playa) cuando la azafata pregunta “¿alguien sabe pilotar un Boing?“. Pero claro, por otro lado casi mejor que no se dé el caso en el que tengas que demostrar esas habilidades. Por si acaso permanece atento al vídeo que te mostramos a continuación porque podrás aprender paso a paso a conducir pilotar un Boing 737.

Esto es lo que ves cuando te la pegas volando a 180 km/h [Veredicto: p´habernos matao]

Jeb Corliss es uno de esos locos que hacen el mundo un lugar más emocionante porque nos permite vivir a través de sus peripecias todo aquello que jamás nos atreveríamos a hacer. Como enfundarnos en un traje estilo ardilla voladora, subirnos a lo alto de un precipicio y saltar no para caer a plomo sino para desplazarnos planeando sobre el valle. Lo malo es que a veces un error de cálculo como el que os mostramos en un vídeo a continuación puede terminar en un susto importante. Un avance, el vídeo es impactante (pocas veces el uso de este calificativo está más justificado) pero Corliss sale asombrosamente indemne.

Los hombres que volaban por el interior de un arco de piedra

El escenario perfecto para una persecución entre el Correcaminos y el Coyote o una carrera de vainas es también un buen lugar para amarrar una cuerda a un lugar resistente y dar un salto al vacío para llevar el puenting al extremo más natural, el de hacerlo desde un arco de piedra moldeado por la propia Naturaleza. Phabernos matao, pero no veas las risas que se echan estos muchachos en el vídeo que te ofrecemos a continuación.

Nueva York tiene el cielo lleno de gente que vuela

Si hay una ciudad en la que parece que ya nada pueda sorprender esa es Nueva York. Incluso ver  un hombre volando. O varios, ya puestos. Pues bien, es lo que está pasando hoy en la Gran Manzana, que tiene el cielo lleno de gente que vuela, como podréis comprobar en el vídeo que os ofrecemos a continuación.

Este hombre puede volar, y además a 250 km/h

Hay hombres valerosos que se enfrentan al peligro no con armas ni compleja maquinaria, sino con un trozo de tela.

No hablamos de los toreros, que también hay que echarle las tres bés (balor, boluntá y buevos) para ponerse delante de un morlaco de 500 kilos “armado” con un trapo rojo, sino de salto BASE y de volar sin motor a 250 km/h, algo que ha conseguido Espen Fadnes gracias a un sencillo traje de vuelo y a la correcta elección del lugar donde poder lanzarse al vacío para recorrer una distancia de 2.500 metros volando sin ayuda mecánica. Tras el salto (nunca mejor dicho) os ofrecemos un espectacular vídeo de la gesta.

Disfruta de JetPack a chorro marítimo por menos de lo que crees

Todos conocemos al infame JetPack, un elemento volador muy útil y versátil en videojuegos y películas de James Bond, pero que en la realidad no es ni tan sencillo de pilotar ni por supuesto tan seguro.

Hace un tiempo os mostramos una alternativa acuática mucho más sencilla y segura, JetLev, que a pesar de no permitir huir de las guaridas de los supervillanos que no estén en el mar, te ofrecer más autonomía y diversión. Gracias a unas cuantas empresas ahora podrás disfrutar de él sin arruinarte.

Aprende a volar en huevo gracias a una empresa española

Una empresa española, VirtualFly, es la responsable de uno de los sistema de simulación de vuelo más avanzados y asequibles que hay hoy en día, se trata de OVO-04 un completo simulador de vuelo con una cabina monoplaza con un grado de movilidad increíble y que podrás poner incluso en tu propia casa. Es ver el vídeo a continuación y ya te entran ganas de tener uno.

El artista chino que desafió a la gravedad

Y cuando hablamos de desafiar a la gravedad no nos referimos a la chica de la foto, que no se apellida “gravedad” ni nada parecido. Simplemente este artista chino comparte uno de los sueños más comunes de toda la humanidad: ¡Poder volar! Ese anhelo eterno que nos acompaña desde hace tanto, ahora al alcance de la mano de cualquier buen fotógrafo diestro en el uso del Photoshop. El artista chino Li Wei, especialista en montar espectaculares performance, nos regala estas curiosas instantáneas llenas de ingenio y audacia.

Todas estas fotografías fueron tomadas con la ayuda de espejos, cuerdas, alambres de metal y las más inverosímiles acrobacias. En la post-edición de la imagen lo único que ha sido tratado con el Photoshop son las cuerdas y trucos empleados, resultando así unas divertidas imágenes. Como podréis ver en el vídeo tras el salto las sesiones fotográficas de Li Wei no están exentas de peligro.

La escuela donde te enseñan a volar con un jetpack

Conocido como Rocketman, Eric Scott es probablemente el mejor piloto de jetpacks, esas mochilas con propulsión a chorro que le han permitido, por ejemplo, sobrevolar algún que otro cañón de esos a los que ni te asomarías.

Por supuesto su presencia es habitual en todo tipo de eventos en los que una de las atracciones estrella es la exhibición que hace de sus habilidades sobre este tipo de artefactos voladores. Decidido a que todos los que lo deseen puedan aprender a manejar uno de estos ha creado la primera escuela de aprendizaje de vuelo en jetpack, el colegio al que siempre quisiste que te apuntaran tus padres. No te pierdas el vídeo a continuación.

El multicóptero personal es igual de asombroso que peligroso

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=L75ESD9PBOw[/youtube]

A pesar de la multitud de vehículos voladores que ya ha creado la humanidad, todavía hay “locos de la aeronáutica” que se empeñan en buscar sistemas alternativos poco ortodoxos. Algunos tienen bastante sentido y suponen mejoras, pero otros como el e-volo que podéis ver en el vídeo son locuras sin mucho sentido.

De todas maneras eso no quita que sea fascinante, aunque sea sólo por el mero hecho de ver que puede ocurrirle a un piloto sentado prácticamente en una silla de camping sobre una pelota y rodeado por rotores afilados sin ningún tipo de malla protectora.

Wing 7, el generador eólico que vuela

No importa lo alto que sea un molino de viento o un moderno aerogenerador eólico, nunca tendrá la suficiente altura como para aprovechar las fuertes corrientes de viento que se producen a muchos metros sobre el suelo.

Pero eso puede pasar a la historia con ingenios como el Wing 7, una turbina voladora capaz de alejarse de la tierra, perderse entre las nubes y enviarnos por un cable la energía recolectada allí arriba. Tras el salto tenéis un vídeo del funcionamiento de este molino volador. Y aún hay más.

La casa de "Up" existe, aunque le falta volar (de momento)

Los primeros 20 minutos de “Up” son probablemente lo mejor que jamás se haya rodado en cine.

La inspiración de esa película ha encandilado masas de espectadores que recuerdan con una tierna y melancólica sonrisa la peripecia que tenía como uno de los protagonistas a una casa. De hecho hoy nos resulta difícil distinguir la foto de la izquierda, correspondiente a la película de Pixar, de una casa real que aparece en la derecha, una réplica absolutamente fiel y absolutamente real del hogar de Carl y Ellie. Tras el salto os ofrecemos unas cuantas fotos de la casa y un vídeo de la misma. Y aún hay más.

Terrafugia Transition ya tiene permiso para circular por carretera

Antes de correr es preciso andar. Y antes de eso, casi mejor gatear.

Es lo que piensan los constructores del Terrafugia Transition, un prototipo de coche volador que antes de obtener la licencia que le permita surcar el firmamento… pues tendrá que conseguir que le dejen circular por las carreteras. Este paso ya ha sido conseguido. Ahora falta lo mejor. Y aún hay más.

Volando bajo techo

El hombre bajó del árbol (bueno, quizá entonces aún no era técnicamente un “hombre”) sólo para evolucionar, darse cuenta de sus limitaciones y darse cuenta de que quería volar.

Hicieron falta siglos de intentos descabellados (e innumerables castañazos) hasta que en Kitty Hawk un montón de madera y tela consiguió que los hermanos Wright alzasen el vuelo. Pero cualquiera de las soluciones propuestas desde entonces por técnicos, ingenieros, inventores… (aviones, helicópteros, parapente, globos…) siempre llevan aparejado introducirse en un aparato enorme o depender de precarias estructuras.

Hay otra manera de volar, aunque no permita recorrer libremente el cielo, pero al menos proporciona la sensación de hacerlo con total libertad y además no importa si llueve o hace calor. Y aún hay más.

Se coloca un piercing en la espalda para colgarse de un globo [Veredicto: lo que hacen algunos con tal de volar]

La legendaria publicidad de “Superman” (Richard Donner, 1978) proclamaba “usted creerá que un hombre puede volar“.

Y si ya desde hace siglos el hombre ha cometido los mayores disparates con tal de separarse del suelo y ascender en competencia con los pájaros resulta desconcertante ver que incluso con los avances tecnológicos actuales sigue habiendo quien se empeña en lograrlo por sus propios (y estrafalarios) medios.

Es el caso de este ser humano que se ha colocado un piercing en la espalda con el que colgarse de un globo que le eleva por el aire… ¡a más de 3.000 metros! Tras el salto tenemos un vídeo del sonriente sujeto de la foto que hay sobre estas líneas en acción. Y aún hay más.

Con Streetflyer volarás sin alejarte del suelo

Si siempre has querido volar emulando a Superman o a la gente de Bola de Dragón pero tu falta de poderes y apego por el suelo te lo han impedido, puede que esta especie de triciclo que te permite viajar suspendido a escasos centímetros del suelo pueda colmar tus ansias de vuelo. Descubre el StreetFlyer.

Jetlev-Flyer: las mochilas están por las nubes

Ya estamos en el futuro de nuestros abuelos y todavía no tenemos las ciudades con el cielo lleno de aeropistas.

Los transportes personales voladores siguen pareciéndonos espectaculares y nos da una envidia tremenda cuando alguien se pega unas pasaditas en su jetpack, pero por H o por B la cuestión es que todavía no hay mochilas voladoras utilitarias. ¿Tendrá algo que ver el precio? porque esta de la foto cuesta unos 200.000 €. Y aún hay más.

Volando por Nueva York gracias al aeromodelismo y el radiocontrol

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=M9cSxEqKQ78[/youtube]

Continuando con la serie “chicos, no hagáis esto en casa” os ofrecemos hoy un impresionante vídeo rodado gracias a una cámara fijada a un avión de aeromodelismo operado por radiocontrol.

Si hay una ciudad donde la perspectiva aérea de sus edificios haga espectacular cualquier posibilidad de un paseo aéreo está claro que esa ciudad es Nueva York, la Gran Manzana, la ciudad de los rascacielos, la ciudad que nunca duerme…

Hay empresas que te dan un paseo en helicóptero, pero además de la pasta que cuesta necesitas desplazarte hasta allí y siguen un circuito más o menos establecido. Otra posibilidad es tener la habilidad suficiente para montar una cámara dotada de gran angular en un avión dirigido por radiocontrol y hacerlo volar sobre el East River hacia Manhattan siguiendo el puente de Brooklyn, acercarte a la isla de Ellis a saludar a la Estatua de la Libertad y hacer acrobacias en el puente de Verrazano-Narrows. Y tú mientras tranquilamente sentado en un banco. ¿Deseas saber más?

Mira, un MacBook Air convirtiéndose en Air

El nuevo modelo de MacBook Air ofrece cosas nuevas, como la posibilidad de cortar cabezas. ¡El antiguo no! ¿Qué podemos hacer con él? Un par de frikis locos animales de zoológico artificieros desempleados ¡…bellísimas personas! con este intrincado problema decidieron hacerle honor a su nombre. Tras el salto puedes ver cómo el MacBook, Air es… y en Air… se convertirá.

Mini-robots que se auto-agregan para formar aero-estructuras [Veredicto: me macro-asustan]

Imaginaos un montón de mini-robots hexagonales los cuales, como si de células se tratara, pudieran unirse unos con otros para formar una estructura mayor que, además, es capaz de volar. Ahora podéis dejar de imaginároslo para verlo en el vídeo que hay después del salto, pues es justo lo que han creado en el Instituto Federal de Tecnología, en Zurich.

Saludad al Airfish, el dirigible con forma de pez

Puede parecer una bolsa de plástico gigante, y en cierta medida lo es, pero realmente se trata de lo último en dirigibles, el Airfish, que sustituye los motores y hélices de los dirigibles tradicionales por movimientos similares a los de los peces transmitidos por músculos artificiales.

Mercedes Benz EC-145: el helicóptero para volar rodeado de lujo

La estrella de tres puntas de Mercedes Benz viene por los intentos en los orígenes de esta compañía de motorizar a vehículos por tierra, mar y aire. De momento no hay un vehículo que sirva para las tres áreas a la vez, pero el helicóptero EC-145 está basado en un coche, por lo que ya está cerca el día en que se pueda volar, y al rato estar en una carretera. Más información, tras el salto.

El primer jetpack que se comercializa ya tiene precio, podría ser tu vida

Esto que ves no son dos tazas del váter voladoras, lo cual sería incluso más impresionante. Quizá algunos ya lo conozcáis: se trata del Martin Jetpack, ideal para fans de Iron-man con ganas de volar o para los que quieren morir pronto. No hay que tener miedo a las alturas; como dice Rincewind, a lo que hay que tenerle miedo es al suelo. De todas formas, dispone de varios sistemas redundantes, lo que hace que si hay un fallo no se produzca el fatídico desenlace.

Será el primero disponible para su venta. Un vídeo demostrativo y el precio, después del salto.