Taser quiere que los actos policiales se graben

Empresas


Taser, la empresa que creó las infames pistolas eléctricas, que a pesar de ser muy útiles, en muchos casos han sido también herramienta de algunos miembros de gatillo fácil de cuerpos de seguridad, ahora nos muestra su último producto, una minicámara POV para policías. Su misión, una manera de que tanto policías como ciudadanos puedan tener pruebas de lo que ocurre y evitar abusos.

El sistema de grabación AXON Flex, está pensado para colocarse en gafas, gorras, sombreros, ropa o cascos. Pesa nada más que 15 gramos y cuenta con un sistema DVR externo y un mando inalámbrico.

Tienen una autonomía de 14 horas y pueden realizar grabaciones de 2 horas seguidas, además de subir las mismas a un sistema de evidencias en la red en la que el policía que ha grabado no tiene control y quedan registrados datos como su identidad, localización, fechas, etc… Para que luego pueda usarse a la hora de pedir responsabilidades o demostrar hechos.

Cuesta 950 dólares y el Departamento de Policía BART estadounidense ha pedido 150 para intentar remediar de una vez la multitud de demandas por brutalidad policial que tienen puestas.

Y es que, aunque normalmente cada cierto tiempo en los telediarios se ven respuestas desproporcionadas de policías estadounidenses, no hace falta irse muy lejos a juzgar por lo que hemos visto en Valencia.

Tengo amigos y conocidos policías, y la gran mayoría es gente excelente, buena, honesta, amable y razonable. Pero a veces unos pocos impresentables como varios antidisturbios de los que actuaron en dichas cargas policiales y otras muchas anteriormente, destruyen la imagen de la policía y son un peligro para todos que debe ser expulsado del cuerpo.

Los enemigos de los ciudadanos no son la policía, sino miembros concretos, al igual que en la política. Resulta sorprendente que con la capacidad tecnológica actual, las únicas fuentes para demostrar sus tropelías sean los propios ciudadanos y periodistas con sus cámaras, cuyas grabaciones luego no tienen validez legal.

Esperemos que en un futuro muy próximo la policía cuente con grabaciones que además, luego los ciudadanos puedan consultar, y no que tengamos que permitir abusos como estos o el silencio que supuestamente están queriendo imponer a lo ocurrido en Valencia en el que se está denunciado que la policía está llevándose los partes médicos.

Ante la corrupción, abuso y violencia, exijamos transparencia por parte de todos, por favor, o España va a terminar petando llevándonos a todos por delante. [FastCompany]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor