Te enseñamos cómo grabar a un gorila con tu móvil (y que el móvil sobreviva al intento)

Empresas

Los vídeos de gatetes triunfan en Internet, ¿sabes por qué? No por que sean animales adorables o graciosos, sino porque el móvil con el que los grabas no corre demasiado riesgo de terminar hecho añicos de un zarpazo o arrebatado de tus manos en un hábil movimiento. Los gorilas en cambio… por no hablar de las avestruces y otros animalitos que son un primor detrás de las rejas pero que en un descuido mientras visitas el zoo atacan raudos lo que creen una presa, un chisme por el que has pagado medio sueldo y que terminará destrozado, lleno de babas, arazaños o incluso excrementos. Menos mal que el ocurrente Mark Rober ha ideado el truco que te mostramos en los siguientes vídeos para permitirte una aproximación a la Naturaleza inofensiva para ti y tu móvil, pequeño Félix Rodríguez de la Fuente.

Hay que tener en cuenta además otro factor esencial si lo que quieres es obtener un primer plano de algún animal cuando visites el zoo: no les interesa especialmente tu cámara. Alargar el brazo hacia ellos puede no despertar la más mínima reacción pero cuando llegue ese momento quizá sea demasiado abrupta y el simpático monete termine saltando de rama en rama con tu móvil en su mano.

¿Cuál sería, pues, la solución ideal? Interesarles pero de manera que la integridad de tu móvil no se vea comprometida. ¿Cómo? Con un espejo. Al mirar el espejo se interesarán por lo que aparece en la superficie (su propio reflejo) pero no intentarán quedarse con tu móvil porque este quedará oculto tras el espejo. Para realizar la grabación nada más sencillo (aunque sí es algo entretenido) que efectuar un diminuto agujero en la superficie del espejo, lo suficientemente diminuto como para no distorsionar el reflejo pero con el tamaño suficiente para que la lente del móvil (que tampoco necesita un agujero muy grande, dicho sea de paso) pueda captar al protagonista del reportaje quedando como podéis ver en este vídeo.

Mark Rober es un viejo conocido aquí en Itespresso. En Halloween nos demostró lo que era capaz de conseguir con un par de iPads y un hábil empleo de la aplicación FaceTime a fin de hacernos creer que su tórax estaba atravesado por un agujero. Lo de ahora es incluso más sencillo. Basta con perforar cuidadosamente un espejo como demuestra Rober en este vídeo y a continuación fijar el móvil en el lugar adecuado.

Un ratito de trabajo en casa y después la satisfacción de conseguir unos vídeos tan espectaculares como los que ha logrado él con el valor añadido de regresar a casa con el móvil intacto, libre de babas de monete y sobre todo con tus dos brazos aún pegados al cuerpo y sin haber salido en las noticias tras el titular “reportero de la naturaleza amateur pierde sus brazos (y el móvil) intentando jugar a Frank de la Jungla”.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor