Telefunken Digicadre 10212 de 10,2 pulgadas

ComponentesWorkspace

Nos encontramos ante una de las apuestas más interesante del saturado mercado de marcos digitales con una propuesta de calidad y gran conectividad.

Más conocida por su negocio de televisores, Telefunken ha sabido adentrarse en el de los marcos digitales, plagado de empresas muchos menos conocidas, con una propuesta de extremada calidad, aunque el modelo Digicrade 10212 de 10,2 pulgadas no sea el primer marco de la compañía en llegar al mercado.

Lo primero que llama la atención es su sencillo diseño; un marco de metacrilato en color negro que además puede extraerse, dejando la opción para otros diseños futuros. Y es que el tamaño, de poco más de diez pulgadas, es lo suficientemente grande como para apostar por la discreción.

La conectividad es extrema. En un lateral y junto con el conector de electricidad, encontramos un puerto USB en el que podremos conectar una memoria llena de nuestras imágenes preferidas; otro puerto mini USB gracias al cual podremos conectar el marco al PC para, en su memoria interna de 128MB grabar más contenido, y no sólo imágenes puesto que el marco también reproduce vídeos y música. Además, hay dos ranuras, una para tarjetas SD/MMC/MS y otra para Compact Flash.

Por detrás, en la parte superior hay cinco botones para el acceso y función del marco, además de un botón de encendido y apagado. Pero el Digicadre de Telefunken incluye un pequeño mando a distancia muy útil para no tener que estar encima del marco cada vez que queramos iniciar un pase de fotografías con la música adecuada, pararlo, hacer zoom sobre alguna en concreto, voltear otra o sencillamente apagarlo.

Destacar asimismo los 1024×600 pixeles de resolución que ofrece el Digicadre 10212, ditribuido en nuestro país por Memtec. Todas estas características técnicas hacen que el precio, 199,90 euros, esté extremadamente ajustado.