Tumbas ecológicas con GPS [veredicto: que la muerte no te haga perder el espíritu tecnológico]

Empresas

DeadGPS

Si la perspectiva de una losa de granito sobre tu cabeza para los restos te da claustrofobia y la catalepsia familiar desaconseja la incineración, nada mejor que un ataúd biodegradable en un santuario koala, sin lápidas ni losas que valgan. Y si tus parientes tienen que recurrir a un GPS para presentarte sus respetos, no podrán evitar recordar que fuiste tú el que les arreglaba el PC cada vez que Windows les daba un susto, que instalaste pacientemente un sistema de home cinema en todos los salones de tu familia y que llevaste hasta la informática el más clásico de los oficios españoles: el ñapas. También, que fuiste el primero en usar un GPS (y el último, a tu manera…).

La iniciativa, claro está (por lo del koala), ha tenido lugar en Australia, en el cementerio Lismore Memorial Park, que ha decidido dejar las tumbas sin oropel alguno pero señaladas mediante coordinadas. Separándolas 5 metros entre sí, se aseguran de que tus parientes se arrodillan en el lugar adecuado. Los restos descansarán en un ataúd biodegradable, que logrará que los gusanos hagan pasto de ti más rápidamente y en poco tiempo te conviertas en flor de primavera. Si alguien se deja el GPS en casa, siempre podrá alquilar uno en el propio cementerio. — Rafa M. Claudín [SMH]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor