UK recibe a Napster mientras el resto de Europa se mantiene a la espera

Empresas

Napster lanzará un servicio de descargas en Reino Unido para finales de
verano, pero el resto de Europa tendrá que esperar.

Pantano legal

Tanto las discográficas como los amantes de la música están impacientes

de que tanto Napsters como el servicio iTnes de Apple abra sus servicios

de compra de canciones a través de Internet en el Oeste de Europa, un

debut que la industria ve como crucial si quieren luchar contra la

piratería online de música.

Pero las optimistas

esperanzas han sido vapuleadas por determinados problemas, como los

idiomas, en Europa. Un laberinto de contratos de licencias, diferentes

fechas de lanzamientos para la música nuevo lanzamiento y la

incompatibilidad de los sistemas de facturación dan como resultado que

las versiones paneuropeas de Napster o iTunes tengan por delante una

larga espera.

Es una enorme tarea logística, afirma Adam

Howorth, portavoz de la filial de Napster en Reino Unido, un día después

de anunciar el lanzamiento de Napster UK.

En España, Italia y

otros países del sur de Europa, los amantes de la música tendrán que

esperar hasta 2005 para las primeras pruebas de servicios de descarga de

música online legales, según advirtió Mark Mulligan, analista de la

firma de investigación Jupiter Research. Por el momento no tiene

sentido enfocarse nada más que en unos pocos países del norte de

Europa, señaló Mulligan.

Durante los últimos tres

años la británica OD2 ha lanzado una serie de servicios de descargas de

canciones online en algunos países, pero enfrentándose a la complejidad

de los acuerdos de licencias de música, ya que no todas las canciones de

los servicios de OD2 pueden descargarse al disco duro del PC y todavía

son pocas las que pueden ser transferidas a reproductores portátiles de

música.

El lanzamiento de iTunes y Napster en Estados Unidos el pasado año fue

visto como una gran paso en la lucha contra la piratería musical ya que,

por primera vez, los consumidores podían pagar por la descarga de una

canción con mínimas restricciones.

Tanto Apple como

Napster, propiedad de la compañía de software Roxio, han estado

intentando asegurarse de similares acuerdos de licencia en Europa, y

ambos afirman que el proceso está llevando más tiempo del esperado.

No obstante y a pesar del laberinto legal, algunas de las mayores

discográficas continúan digitalizando sus bibliotecas de música de forma

que cada más canciones estén disponibles para los servicios de descarga

de música europeos, y firman contratos con esos nuevos servicios.

En este sentido Universal Music, una de las mayores discográficas del mundo,

ha anunciado la conversión de 300.000 canciones a formato digital para

revenderlas en forma de descarga. EMI, por su parte, ha anunciado que

gran parte de su catálogo musical podría estar disponible en el servicio

de descargas con sede en Londres, Wippit.

Sin embargo, a pesar de

esta actividad algo frenética, muchos fans de música europeos seguirán

incapaces de comprar descargas de sus artistas preferidos hasta dentro

de algún tiempo.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor