Una nueva tecnología anticopia impedirá hacer copias de CDs copiados

Empresas

Las discográficas prueban una tecnología que impediría a los consumidores hacer copias de CDs grabados.

Algunas herramientas que están siendo revisadas por las grandes discográficas podrían limitar el número de copias hechas a partir de un CD original e impedir de los CDs ya copiados sean utilizados para crear más copias, según ha anunciado Macrovision y SunnComm International, compañías que están desarrollando versiones rivales de software para la gestión de derechos digitales.

SunnComm ha comentado que una versión de su nueva tecnología “secure burning”, algo así como copiado seguro en inglés, ya está siendo probada por BMG Music Group, la quinta discográfica más importante y la más agresiva en el tema de protección anticopia en Estados Unidos. Por su parte, la versión de Macrovision estará lista en unos meses.

De implementarse de manera amplia, la nueva tecnología marcaría un cambio sustancial en la forma en la que los usuarios podrán utilizar la música que compren, posiblemente ofendiendo a algunos clientes, como ya han comentado algunos analistas. No obstante, dado el coste que les supone la piratería, las discográficas están buscando una fórmula que funcione.

Mike McGuire, analista de la firma de investigación de mercado GartnerG2 ha señalado que “si una persona quiere hacer 25 copias de un CD y no puede, es probable que poca gente se queje; pero si alguien se encuentra con que no puede hacer una copia de su CD para tenerlo en el coche, habrá un montón de quejas”.

Lo cierto es que las discográficas están buscando la manera de restringir las copias de CDs de música, un mercado que generó más de 11.200 millones de dólares en Estados Unidos el pasado año. Por lo tanto están buscnado la manera de limitar el número de copias de su música: lo suficiente para un coche, una casa de vacaciones y un amigo, por ejemplo, sin permitir, al mismo tiempo, la duplicación incontrolada. Bajo el actual sistema, cada CD copiado puede generar, a su vez, un número ilimitado de copias adicionales, lo que afecta a las ventas. Por su parte, los consumidores han protestado contra la limitación de la actual libertad de copiar o mezclar los CDs de música.

En Estados Unidos las discográficas se han mostrado muy sensibles a las protestas de los consumidores, preocupados particularmente por las primeras versiones de las tecnologías anticopia que tenían dificultades para reproducirse en otros reproductores como consolas, o CDs de coches. Las discográficas han lanzado muchas CDs protegidos fuera de sus fronteras, pero relativamente pocos en Estados Unidos y Reino Unidos, donde se ha percibido una oposición más intensa.

Lo que pretende el nuevo plan es bloquear el número de copias. Además de añadir una nueva capa de protección de copia en los CDs, tanto SunnComm como Macrovision han señalado que estas mismas limitaciones se pueden aplicar en los negocios de descargas, como Napster e iTunes, que no ponen ninguna restricción respecto a la copia de CDs.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor