Verde que te quiero verde (o cómo el cloud ayudará a mimar el planeta)

CloudEmpresasGreen ITInnovación

Javier Pons Ortega, jefe de producto de Keycloud, reflexiona sobre los beneificios ecológicos de usar la nube en las empresas.

La consolidación de servidores debe ser el primer objetivo, con el que conseguiré mejoras en gestión. Si cada servidor aprovecha menos de un 20% de su capacidad. Si dispongo de cuatro o seis servidores virtuales, el ratio de aprovechamiento se puede aproximar al 80%. Como es lógico, también se aplica al gasto energético. En mi CPD doy corriente a un ordenador que contiene “n” instancias de servidores. Tras integrados los viejos servidores… simplemente desaparecen.

La virtualización permite aprovechar recursos de un ordenador (CPU, disco, memoria, tarjeta de red), para “repartirlos” entre diferentes servidores virtuales. En una sola máquina puedo disponer de un número mayor de servidores. El entorno de virtualización se encarga de gestionar la interacción entre los sistemas invitados (virtuales) y el anfitrión (máquina física).

Para aquellos que disponen de CPD, deberán imponerse el reto de gestionar eficientemente sus recursos. Además de la consolidación, tendrán que prestar atención a la optimización del gasto de energía consumida y utilizar las métricas para auditar su CPD. La eficiencia energética marcará la diferencia.

Los valores ecológicos u otros menos altruistas como ROI, reducción de gastos o diferencia competitiva, llevarán a las empresas con independencia de su dimensión a plantearse, antes o después su modelo actual de TI.

La verdadera revolución ha llegado. El pago por uso. La computación en la nube convierte a la tecnología en un bien de consumo, como ocurrió con la electricidad o la telefonía.

El cloud simplifica lo complejo. La verdadera magia de este modelo es la “democratización de la tecnología” . El cliente dispone de los medios más sofisticados del mercado, sin ningún tipo de inversión en recursos (ineficientes y de rápida obsolescencia), tal vez con mayor rapidez que empresas tradicionales mucho más capacitadas o con mayores recursos.

El modelo permite desplegar servidores rápidamente, gestión centralizada, alta disponibilidad, flexibilidad y adaptación a cargas de trabajo, y acceso universal desde dispositivos conectados a Internet. Es la máxima expresión del autoservicio IT.

Los responsables financieros, ya tienen argumentos para dar el paso. A los responsables de TI, se nos ofrece la posibilidad de aportar valor al negocio. Liberados de parte del repetitivo trabajo de gestión, podemos dedicar nuestros esfuerzos en otra dirección.

Las empresas que perciban esto como una ventaja, estarán mejor posicionadas frente a los retos futuros. Peter Drucker decía que “la mejor manera de predecir el futuro es crearlo” y en nuestra organización creemos que ese es el camino.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor