Voces en la red

Workspace

Las locuciones profesionales dejan de estar al alcance de unos pocos gracias a esta compañía. Ya puedes comprar voz a buen precio.

Iniciativa española

En lo que supone una iniciativa realmente novedosa, y española, por cierto, una nueva compañía permite que cualquier empresa, independientemente de su tamaño, pueda disponer de locuciones profesionales a un precio cuatro o cinco veces menor que los vigentes hasta la fecha.

Ahora que nos hemos vuelto digitales, este nuevo servicio ofrecido por vocesenlared.com ofrece a cualquiera que lo desee incluir voces profesionales en sus contestadores automáticos, presentaciones o dispositivos multimedia, publicidad en emisoras locales, megafonías en centros comerciales, mapas y callejeros interactivos y cualquier otro servicio o dispositivo que requiera el uso de voz.

Durante años la locución profesional ha sido un artículo de lujo al alcance de unos pocos. Con esta nueva filosofía, que reduce y estandariza las tarifas, se fomenta el mercado de la voz y su incorporación en todo tipo de aplicaciones. La integración de la voz en el entorno web, por ejemplo, supone un paso equivalente al de la aparición de la voz en el mundo del cine mudo, señala Javier de Alfonso, director de marketing de vocesenlared.com.

En vocesenlared.com los usuarios que deseen disponer de locuciones profesionales pueden seleccionar la voz o las voces que les parezcan más adecuadas, consultar en tiempo real el precio de la locución, que varía en función del número de caracteres de texto, consultar cuándo recibirán el trabajo (con un plazo máximo de cuatro días) y, por supuesto, enviar el guión de la locución para contratar el servicio. El usuario no paga la cantidad total hasta que no haya escuchado la grabación, que se entrega en formato MP3 o WAV. Y además, es que este tipo de locuciones podrán utilizarse en cualquier medio o soporte sin límite de tiempo. La única excepción son las emisiones en radio y televisión en ámbito nacional.

Internet, mensajero de la voz

El proyecto de esta nueva compañía se ha desarrollado durante dos años antes de su lanzamiento, el pasado mes de septiembre. Según han comentado Javier de Alfonso y Antonio Carrillo, director comercial de vocesenlared.com, en una entrevista concedida a vnuent.es, es un proyecto que empezó a fraguarse cuando se estaban implantando las primeras líneas ADSL. Aunque el ancho de banda puede ayudar, la voz no pesa demasiado.

Se trata, sin ninguna duda de un proyecto pionero, no sólo por utilizar Internet como parte del negocio sino porque el mercado de la voz en España ha estado, tradicionalmente, reservada a unas cuantas compañías, como explica Javier de Alfonso. Básicamente hasta ahora se ha trabajado con un reducido grupo de profesionales, actores de doblaje, 60 en Barcelona y 40 en Madrid, más o menos. Además se trabajaba en estudios de grabación estándar digital, unos estudios que si bien pueden hacer cualquier cosa, desde doblar películas a grabar bandas sonoras, son muy caros porque hay una inversión muy grande en infraestructura. De esta forma te encuentras que tienes los estudios digitales con grandes inversiones y por otra parte con unos locutores de primera línea. Esto hace que todo sea de muchísima calidad, pero una calidad que pagas con creces.

Y esto es precisamente lo que se ha propuesto vocesenlared.com, que la voz sea accesible a todo tipo de compañías. Como comenta Javier de Alfonso, lo novedoso, lo auténticamente revolucionario de nuestra compañía es que el ingrediente vital, la voz, lo podemos servir mucho más barata y sin pérdida de calidad. La pyme española no ha consumido voz porque cuando han hecho una prospección y se le ha dicho que una hora de estudio son 120 euros, que cada copia de CD son 30 euros, que el locutor le cobra como mínimo 60 euros más el desplazamiento… y entonces resulta que grabar una frase te cuesta 50.000 pesetas. Poner un contestador con una voz profesional a una empresa le cuesta 300 euros, mientras que nosotros lo hacemos por 50 euros.

Red de profesionales

De esta forma, y ante este panorama, vocesenlared.com ha creado una red de profesionales por toda la geografía española que cuentan con su propio estudio de grabación que ofrece la misma calidad pero a menor precio. Por una parte, los profesionales no tienen por qué desplazarse, lo que abarata costes, mientras que los equipos no son infraestructuras carísimas que hay que amortizar. Como destaca Antonio Carrillo para tener una voz de calidad tampoco se requieran unas mesas con muchas pistas y unos equipos carísimos. Es muy sencillo habilitarse un pequeño cuartito y acolcharlo es decir, habilitarlo acústicamente, y después con un micro bueno enchufado al ordenador hacer una grabación digital directamente al PC. Si algunos de nuestros locutores ya se ha montado su propio estudio, lo que hacemos es un control de calidad para que no hay alteraciones en la calidad de las entregas de las grabaciones. Luego también estamos aprovechando estudios de provincia que tienen tiempos libres. Date cuenta que en España hay 4.500 emisoras de radio y todas tienen un mínimo de calidades porque un micro bueno es un micro bueno y el acolchamiento es el estándar. Hasta la emisora más pequeñita del pueblo más pequeñito tiene una calidad lo suficientemente buena para grabar voz.

De esta forma, lo que ha creado esta novedosa compañía es una red de locutores que ofrecen sus servicios profesionales a un precio accesible para compañías de cualquier tamaño y a través de Internet.

Encargar una locución

Habilitada para que, son sólo pasar el curso los altavoces del PC lean por tí, la web de vocesenlared.com ofrece útiles herramientas, fáciles de utilizar, para que cualquier lego en la materia se atreva a utilizar la red de redes para hacer una prospección de voces, precios y tiempo que llevaría conseguir una locución profesional.

A través de una utilísima aplicación se puede consultar un amplio catálogo de voces, divididas por sexo y edad y que ofrecen al oyente un texto fijo y otro libre. Una vez que se ha decidido qué voz utilizar, un espacio en blanco a la derecha de la página permitirá escribir el texto desde el que se quiere obtener la locución. Si el consumidor quiere incorporara aclaraciones sobre el mismo puede hacer a través de

. Dependiendo del número de caracteres, sin incluir los signos de puntuación ni las etiquetas de aclación, la barra de contador inferior muestra el importe de la grabación. Existe un importe mínimo a facturar, y un número de caracteres determinado por dicho importe mínimo. Conforme el número de caracteres va creciendo, la barra va mostrando el aumento del importe. Hay que destacar que el importe de la grabación varía dependiendo de si el formato final es MP3 o WAV, siendo un poco más caro (cinco euros) éste último. La aplicación permite encargos de hasta 2000 caracteres, que suele ser más que suficiente para grabaciones de 60 segundos. Las grabaciones de mayor longitud requieren contactar a través de correo electrónico para solicitar presupuesto.

El calendario es también una herramienta muy útil, pues permite conocer al usuario la fecha de entrega respecto a la fecha de encargo. Por defecto se muestra la fecha de entrega correspondiente a un pedido encargado hoy, pero es posible seleccionar cualquier otra fecha de encargo.

Junto con esta aplicación, la web cuenta con diferentes secciones en la que se ofrece una completa información sobre la compañía.

¿Y qué pasa si no quedo contento con el resultado? Supongo que será una de las preguntas que pueden hacerse los clientes potenciales, a pesar de que la aplicaciones contiene las herramientas necesarias para que no hay malos entendidos. Se ofrece la posibilidad de adjuntar un archivo de audio. Hay gente que nos remite una cuña antigua e incluso grabada con su propia voz, pero queremos destacar que en breve los clientes podrán tener una presencia virtual en la grabación, de forma que en directo podrá para la grabación para hacer correcciones, lo que demuestra el compromiso de esta joven compañía por mejorar e innovar.

De todas formas, destaca Javier de Alfonso hay una serie de recursos preparados, porque entendemos que al principio los clientes pueden sentirse inseguros, como puede ser ponerle una escucha telefónica para que comprueba la grabación o enviarle el archivo de audio por correo electrónico para que lo comprueba rápidamente antes de que se marche el locutor…, vamos que la satisfacción del cliente queda garantizada.. Antnio Carrillo remata comentando: Una de nuestras máximas es hacerle la vida fácil tanto al cliente como al proveedor, al locutor porque cuento más contentos estén y menos cueste, tanto a nivel de precios como de esfuerzo, mejor para todos.

Y ahora qué, ¿te atreves a consumir voz?

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor