Vodafone insta a la Administración a abrir sus contratos a más operadoras y a abandonar la voracidad fiscal

EmpresasMovilidad

Francisco Román afirma que las administraciones públicas deben ser las abanderadas del cambio y les pide que visualicen el sector de las telecomunicaciones como una industria clave para el crecimiento, no como “una vaca que hay que ordeñar”.

El presidente ejecutivo de Vodafone, Francisco Román, ha arremetido esta mañana contra las administraciones públicas durante su intervención en el Foro España Innova. El ejecutivo considera que pese a que la Red española goza de un gran nivel con respecto a otros países, el sector de las infraestructuras en el país “todavía no está maduro”, algo que atribuye en gran parte al sector público.

Román considera que los operadores son “el club que hacemos las inversiones necesarias para el crecimiento”, mientras que la Administración sigue viendo el sector como “una vaca a la que hay que ordeñar”. En este sentido, le pide que visualice la industria como algo clave para el desarrollo del país y no sólo la utilice con “afán recaudatorio”. El presidente de Vodafone, para el que las medidas regulatorias han hecho caer el sector TIC en un 5,5%, traslada también la solicitud de abandonar la voracidad fiscal al nuevo Gobierno que se instaure tras el 20N.

El ejecutivo también ha criticado que aproximadamente el 80% de los contratos públicos en telecomunicaciones se dirijan siempre hacia el operador incumbente (Telefónica), no confiando en el resto de las telco. “Así, es muy difícil competir con el que lo tiene todo”, asegura.

Para Román se está viviendo un momento interesantísimo en el que pocos son conscientes de lo que se avecina, con un crecimiento de datos y smartphones, contenidos en la nube y conexiones de banda ancha. Afirma que “hay que abrazar el cambio entre todos, crear clusters y viveros de innovación”, campos en el que la Administración deben adoptar un papel importante para avivar el mercado, “no para entorpecerlo”. Por eso no ve con malos ojos que nuevos actores, como las empresas de Internet o los desarrolladores de aplicaciones entren a jugar en el mercado. Según sus palabras, la competencia siempre es bienvenida ya que en el pasado tanto las operadoras virtuales como la rivalidad feroz con Telefónica les han ayudado a mejorar y a “alcanzar la excelencia”.

En este proceso de cambio también se podría ver afectada una medida que ya se ha convertido en tradición entre las operadoras: la financiación de los terminales. Román explica que “pese a que los ingresos han bajado, el esfuerzo comercial está subiendo” y esto tiene que parar en algún momento, ya que ahora no se invierte en teléfonos de gama media, sino en financiar smartphones. La inversión en terminales se habría disparado tanto que “ya equipararía la que las telcos realizan en infraestructuras”, señala.

En el ámbito europeo Román ha subrayado que “gran parte de los activos están en la operación”. Para el mandamás, la fragmentación es el mayor problema del continente. Por eso ha sugerido que se derriben las barreras en el ámbito de las telecomunicaciones y se haga “algo común en Europa”. En esta línea, el directivo está a favor del cambio global hacia las redes de fibra y el proyecto de financiación que ha sugerido la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, en los últimos días.

El ejecutivo, no obstante, ha lamentado que esta apertura, sumada a la crisis, esté haciendo perder al país muchos talentos. “Debería inquietarnos que su ilusión sea tener un billete de avión irse a trabajar a otro país y quizás no sacar nunca el de vuelta”, comentó.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor