X Prize ofrece 10 millones de dólares por desarrollar un robot humanoide multitarea

CienciaInnovación

La fundación X Prize ha presentado un nuevo concurso con el que pretende incentivar el desarrollo e investigación de la robótica en los próximos 4 años.

Los robots humanoides o avatares llevan años protagonizando la ciencia ficción. Novelas como el famoso “Yo, Robot” de Isaac Asimov de 1950 ya presentaba robots diseñados en semejanza al ser humano y destinados a suplirlos en tareas tediosas o peligrosas en otros planetas del espacio.

De momento la ciencia y el desarrollo tecnológico está consiguiendo robots para tareas específicas y muy pocos tienen forma humana. Por ello, la compañía X Prize se ha propuesto como objetivo conseguir para 2021 auténticos robots avatares, es decir, una máquina multitarea capaz de utilizar diversas herramientas creadas por y para los humanos y en distintos entornos reales.

Según las bases del concurso, los robots deberán ser capaces de ver, oír, tocar e interactuar con entornos físicos y personas siendo controlados por un técnico a unos 100 kilómetros de distancia. Además, estos avatares deberán responder en situaciones de emergencia siendo capaces de realizar tareas en distintos escenarios del mundo real y proporcionar ayuda en caso de un desastre natural.

El premio de 10 millones de dólares se repartirá entre dos premios secundarios de 1 millón cada uno, más un gran premio de 8 millones. La aerolínea japonesa ANA financia parte del premio.

En declaraciones para The Verge, Marcus Shingles CEO de la Fundación X Prize ha especificado que el objetivo es crear un robot multitarea. “Imagina un pueblo remoto con un único sistema humanoide que ayude a todos los habitantes. El robot puede ser controlado por diferentes personas para reparar un panel solar, ayudar con la carpintería y realizar otros muchos trabajos”.

Aunque las especificaciones de X Prize no son muy concretas, para dar espacio a la creatividad de los equipos, sí han concretado que esperan que los proyectos unifiquen varias tecnologías punteras como la realidad virtual y la inteligencia artificial. 

Deberemos esperar los cuatro años que da de tiempo el concurso para saber si los equipos participantes cumplen con las expectativas o como ya pasara con el premio Google Lunar X que, después de aplazar en varias ocasiones la fecha final, nadie consiguió el objetivo que era mandar una nave no tripulada a la luna. Desde X Prize y Google aseguraron que lo importante era incentivar el desarrollo tecnológico espacial en el sector privado y por lo tanto el concurso no quedó en saco roto. Esta nueva competición podría acercarnos un poco más a hacer real esa idea tan potenciada por Hollywood de convivir con robots que nos ayuden en el día a día, conversen con nosotros e incluso nos salven la vida.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor