Yoshimoto Cube, una joyita para romperse la cabeza (¿un cubo, dos cubos, dos estrellas?)

Empresas

Puede que no haya nada como el cubo de Rubik, pero hay más vida ahí fuera. Y este Yoshimoto Cube es fascinante (o puede que sea la resaca de Nochevieja, que hace que mi cerebro no esté, ni mucho menos, a tono). El cubo plateado sea transforma en dorado, luego se desdobla en dos “dodecaedros rómbicos estrellados”. Y vuelta atrás, naturalmente. No te pierdas el vídeo después del salto.

— Rafa M. Claudín [Reddit]

Autor: rmcdf