10 años de Twitter en 5 aciertos y 5 errores

MarketingRedes Sociales

Twitter cumple 10 años con sensaciones encontradas. Es una de las redes sociales más influyentes del mundo, pero en los últimos tiempos se ha estancado. Sus aciertos y errores tienen mucho que ver con ello.

El 21 de marzo de 2006 no sólo comenzaba la primavera de ese año; también la andadura de la que 10 años más tarde es una de las redes sociales más importantes del mundo. Twitter comenzó como un servicio de blogging comprimido en los 140 caracteres de un mensaje de texto y ha acabado convertida en una plataforma social usada por 320 millones de personas cada mes aunque un tanto estancada. Estos 10 años de Twitter son un cúmulo de aciertos y errores, de los que seleccionamos cinco de cada para comprender su evolución.

Acierto 1: El lugar preciso. Twitter tenía unos pocos miles de usuarios cuando mostró sus posibilidades en la conferencia tecnológica SXSW. De ahí a su primer millón de usuarios hubo sólo un paso, un crecimiento que se multipicó exponencialmente en los siguientes trimestres.

Acierto 2: La sencillez. Gracias al límite de los 140 caracteres y el uso de hashtags para buscar contenidos, Twitter ofrece una gran facilidad para escribir y leer tuits, responsable en gran medida de su popularidad.

Acierto 3: La revolución tuiteada. La sencillez y la inmediatez convirtieron la plataforma en el medio favorito de los participantes de las revueltas que en 2011 recorrieron medio mundo. De la Primavera Árabe a Occupy Wall Street, pasando por el 15-M, los activistas dieron un impulso fundamental a Twitter.

Acierto 4: De Obama a DiCaprio. Hay que reconocer que Twitter supo resultar atractivo para los famosos, inicialmente del mundo del espectáculo, a los que posteriormente se unieron deportistas, políticos y demás influencers. Buena parte del prestigio que hoy mantiene la red social sigue proviniendo de los personajes públicos.

Acierto 5: Todo está ahí. Ahora se podría decir lo mismo de cualquier otra plataforma social, pero no hace tanto que Twitter era el lugar por excelencia al que podías acudir para encontrar cualquier enlace, imagen o comentario sobre los hechos más relevantes del día.

Error 1: Dick Costolo. El directivo estadounidense llegó a Twitter a finales de 2010 con la idea de alcanzar los 1.000 millones de usuarios. Su estilo estático y algo anticuado no era lo mejor para una nueva empresa tecnológica y acabó despedido cinco años después. Pero su sola salida no ha servido para solucionar los problemas de Twitter.

Error 2: Falta de modelo. En sus inicios, Twitter era la plataforma por excelencia de los periodistas, publicitarios y famosos. Cuando estos últimos empezaron a pasarse a Instagram, la compañía no supo reaccionar, igual que tampoco ha podido redefinir el servicio para llevarlo a una base masiva de usuarios comunes al estilo de Facebook.

Error 3: Campo de trolls. Ciertamente, por Twitter también pululan millones de usuarios de a pie, aunque su calidad humana y como usuarios deje mucho que desear. Los abusos, amenazas y acosos son una constante en la red, que sus responsables no han sabido frenar, con el consiguiente daño a su imagen y pérdida de fieles.

Error 4: Salida a Bolsa. El debut en el parqué de Twitter en noviembre de 2013 fue sonado: sus acciones subieron de 26 dólares a 44 en su primer día. Pero hoy no llegan a los 17 dólares. Su primer año de cotización estuvo plagado de cambios de producto y de estrategia y remodelaciones de la cúpula directiva, que no gustaron a los inversores. Quizás hubiera sido mejor realizar los cambios antes de salir a Bolsa.

Error 5: Jack Dorsey. Indudablemente, poca gente conoce tan bien Twitter como su cofundador Jack Dorsey. Sin embargo, ser nombrado CEO permanente a la par que seguía siendo CEO de Square ha sembrado dudas acerca de su capacidad para reconducir la marcha de la empresa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor