3 aspectos que todo emprendedor debe valorar al decidir su salario

Empresas

Convertirse en emprendedor y montar una startup es un camino lleno de dificultades en las que muchas veces ni se ha pensado. Una de ellas es, tras decidir cuánto va a cobrar cada miembro del equipo (tarea que tampoco es especialmente sencilla), asignarse un salario a uno mismo. ¿Cómo decidir cuál va a ser tu

Convertirse en emprendedor y montar una startup es un camino lleno de dificultades en las que muchas veces ni se ha pensado. Una de ellas es, tras decidir cuánto va a cobrar cada miembro del equipo (tarea que tampoco es especialmente sencilla), asignarse un salario a uno mismo. ¿Cómo decidir cuál va a ser tu propio sueldo? ¿Cómo tomar una decisión que sea justa, pero también realista? J.D. Roth, fundador y editor del blog financiero getrichslowly.org, da en Entrepreneur algunas ideas.

“Si bien no hay solo una respuesta correcta sobre cómo solucionar esto, sí hay formas de poner dinero en tu bolsillo y hacer a la vez que tu negocio crezca”, apunta Roth en el artículo. Y procede a enumerar 3 posibles métodos que utilizar a la hora de asignarse un salario:

1. Págate lo que vales. ¿Cómo saber cuál es tu valía? Roth recomienda utilizar sitios web como Salary.com o Glassdoor.com, en los que es posible descubrir cuánto cobra gente en un puesto similar al tuyo en tu región. ¿Y si no te puedes permitir pagarte lo que se supone que deberías cobrar? Cobra menos, pero ve apuntando la diferencia y piensa en ella como dinero que tu propio negocio te debe. Este método es una forma de motivación para lograr aumentar ingresos y reducir gastos.

2. Que tu salario sean las “sobras”. Otro de los métodos que explica Roth es el de no fijar una cantidad fija como propio salario, sino simplemente cobrar el dinero que sobre cada mes. Tras pagar todos los gastos e impuestos del negocio, ¿cuánto dinero queda? ¿cuántos beneficios hay? Esos beneficios pueden ser el propio salario.

3. Págate lo mínimo posible. Otro método, bastante contrario al anterior (especialmente si la startup está logrando acabar los meses con bastantes beneficios), es el de optar por una especie de salario mínimo posible. Con una startup en pleno crecimiento, es práctico optar por asignarse un salario que cubra los gastos mensuales del emprendedor y reinvertir el resto de las ganancias en el negocio. Eso sí, si se opta por este método, como apunta Roth, es necesario tener también un plan realista en el que se contemple el progresivo aumento de ese salario.

¿Cuál de los tres es el método más aconsejable? Todo dependerá de la situación de la startup y la situación y planes del propio emprendedor. Tras valorar las características especiales del negocio, se pueden realizar tres planes, uno con cada método, y ver cuál puede funcionar mejor. En función de eso, escoger.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor