El 44% del software usado por las empresas es pirata

EmpresasSeguridad

Según los datos de BSA-The Software Alliance, 2012 registró un récord de denuncias contra compañías por el empleo de programas piratas en nuestro país.

La piratería de software en España sigue siendo alarmante, y las empresas patrias no contribuyen demasiado a solucionar el problema. Según los datos recogidos por BSA-The Software Alliance, el 44% del software utilizado por las empresas en España es ilegal. Esto representa una vuelta a los niveles de 2003, después de un aumento leve pero sostenido en los últimos cinco años. El valor comercial del software pirata es de 874 millones de euros.

Estos datos colocan a España como el quinto país de la Unión Europea con más incidencia de uso de programas pirateados en las empresas, 11 puntos por encima de la media europea. Sólo Grecia (61%), Italia, Chipre e Islandia (48%) nos superan. A la vista de estos datos, la relación entre crisis económica y piratería parece relevante.

A nivel regional, el mapa de la piratería en España revela a Andalucía (58%), Extremadura (56%) y la Comunidad Valenciana (55%) como las autonomías donde más se usa software no legítimo (ver gráfico). Por contra, las comunidades con los índices de piratería más bajos son: Navarra (28%), Madrid (32%) y Murcia (36%).

Este uso de software ilegal tiene múltiples riesgos para las empresas. El primero, la posibilidad de ser denunciada. Según BSA, 2012 registró un récord de denuncias contra compañías por el empleo de programas piratas en nuestro país. El 75% de estas denuncias provienen de ex empleados. Utilizar software sin licencia les costo 12,5 millones de euros a las empresas de Europa, África y Oriente Medio, un 15% más que el año anterior.

Si se demuestra que la sociedad denunciada empleó programas piratas, tendrá que pagar daños y perjuicios por las licencias que debería haber adquirirdo en primera instancia, además de asegurarse después de que todo el software está licenciado adecuadamente de acara al futuro, lo que también genera gastos adicionales. En total, el coste económico puede alcanzar los dos millones de euros. Sin contar con el riesgo de pérdida de datos, malware, ataques de virus, fallos del sistema, etc.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor