5 consejos para aumentar tu tasa de conversión

eCommerceMarketing

Almecenar la información de pago o mostrar los precios en moneda local permite a un negocio online elevar su tasa de conversión y, con ella, sus ventas.

Hoy es más fácil que nunca montar una tienda en línea. Claro que una cosa es tener un gran producto y otra hacer un buen negocio con él. En la búsqueda del éxito, muchos negocios online a menudo pasan por alto el proceso de compra. Aquí hay 5 lecciones que cualquier empresa en línea puede seguir para aumentar su tasa de conversión y con ella sus ventas.

1. Evitar los redireccionamientos. Los compradores quieren pagar las cosas rápidamente. Enviarlos a hacer el pago a un sitio de terceros crea una fricción innecesaria y cierta frustración. Al permitir ingresar los detalles de la tarjeta de crédito inmediatamente, se puede conseguir un aumento significativo de las conversiones.

2. Almacenar la información de pago de los clientes. En la era de Uber y Amazon, la gente espera ingresar los datos de su tarjeta de crédito una vez y olvidarse. Intenta trabajar con un proveedor de pagos que pueda almacenar la información del cliente de forma segura, para facilitar su uso en las sucesivas transacciones.

3. Actualizar las tarjetas automáticamente. Aproximadamente una de cada cinco tarjetas de débito y/o crédito vence cada año, y a muchos clientes no les gusta actualizar manualmente la información de su tarjeta. Utiliza una plataforma de pago que trabaje directamente con Visa, MasterCard y American Express para actualizar automáticamente las tarjetas caducadas de sus clientes, para que estos no tengan que hacerlo.

4. Vender globalmente. Es relativamente sencillo ampliar tu mercado potencial haciéndo que comprar tu producto sea más fácil para más gente en más países. Siempre teniendo en cuenta que cada país tiene sus propios métodos de pago populares: Allipay en China, SEPA en Alemania, M-Pesa en Kenia, Boletos en Brasil, etc.

5. Mostrar los precios en la moneda que utilizan tus clientes todos los días. Si un comprador está en El Cairo, muéstrale el precio en libras egipcias, si vive en Ciudad del Cabo, en rands, y así sucesivamente. Incluso si deseas que te paguen en euros o dólares, presentar la equivalencia de los precios en monedas locales a clientes de todo el mundo los hará mucho más propensos a completar la compra.

Vía TNW.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor