5 ideas de team building para unir a tu startup este verano

EmpresasStartups

Desde el clásico paintball hasta opciones más originales como el geocaching, estas son algunas actividades para unir más a tu equipo.

Trabajar en una startup es muy distinto a trabajar en una empresa tradicional y para que las cosas funcionen de verdad es clave que el equipo esté unido, comparta una visión y meta comunes y sepa trabajar en conjunto para conseguirla. ¿Está el equipo de tu startup lo suficientemente unido? ¿Se llevan bien tus empleados a un nivel que va más allá de lo profesional?

Hay un dicho que dice que “si podéis reír juntos, podéis trabajar juntos” y, si bien no tiene por qué ser cierto en todos los casos, sí que habla mucho de lo que es una startup, un lugar en el que es normal que los empleados sean amigos además de colegas, aunque solo sea por todas las horas que pasáis juntos. Pero ¿puede fomentarse más esa creación de una cultura y un ambiente agradable? ¡Para eso están las actividades de team building!

La idea es sacar al equipo del ambiente habitual (la oficina) y proponer juegos o actividades en las que se fomente la colaboración (todos tienen que trabajar por un objetivo común: ¡ganar!), asegurándose de que todo el mundo se va a divertir. Antes de obligar a tu equipo a pasar una tarde jugando al paintball o haciendo cualquier otra actividad de este tipo, eso sí, sondea cuáles son las preferencias (es posible que haya gente que se sienta incómoda en temas muy físicos) y asegúrate de escoger algo que sea apto para todos. ¿Quieres alguna idea? ¡Aquí tienes cinco!

1. Geocaching. El mundo está lleno de tesoros escondidos y para encontrarlos (y cambiarlos por algo de igual o mayor valor, ¡nunca llevártelos sin más!) no necesitas más que el GPS del móvil. Buscad en la web de geocaching alguna zona con bastantes tesoros y organiza una búsqueda por equipos. Podéis hacer una salida al campo para buscar en la naturaleza o simplemente buscar por la calle de la oficina. ¡Apto para todos los presupuestos!

2. Paintball. Es un clásico y lo es por algo: es divertido, muy desestresante y acaba con cualquier jerarquía que pueda existir. Si todos los miembros de tu equipo están de acuerdo (hay gente a la que es un juego que no le hace gracia, asegúrate de que no tienes a nadie así antes de proponer la actividad), nada más fácil que reservar una tarde o una mañana (si lo haces en horario laboral ganarás muchos puntos) con alguna empresa que ofrezca el servicio y ¡dispararos pintura durante un par de horas!

3. Escapar de una habitación. Este tipo de juegos de escapismo en el mundo real se están poniendo muy de moda y son perfectos para gente en cualquier condición física: se os encierra en una habitación o una parte de un edificio y, a través de pistas, tenéis que lograr salir. Perfecto para seguir utilizando el cerebro pero de forma totalmente diferente, colaborar proponiendo ideas y trabajar por un objetivo común.

4. Paddle surf. ¿Lleváis un tiempo de mucho estrés que por fin ha acabado? Llévate a tu equipo a realizar una actividad relajante (pero que sigue siendo un pequeño reto): ¡hacer paddle surf! Es mucho más fácil que hacer surf normal y, al admitir distintos niveles (puedes remar sentado, de rodillas o de pie sobre la tabla), es apto para todo el mundo. Los expertos ayudarán a los que tienen más problemas, os relajaréis sobre aguas calmas y acabaréis el día felices con unas cervezas comentando los logros del día.

5. Viaje a convenciones o eventos. Si trabajas de forma remota con parte de tu equipo y cuentas con un presupuesto no muy ajustado, esta puede ser una gran idea para uniros más: escoge una convención que os interese a todos, paga el viaje y la entrada a todo el mundo, y pasad unos días viéndoos las caras y trabajando y divirtiéndoos en persona. Notarás enseguida al volver que la relación con los trabajadores remotos es más fluida.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor