5 secretos que Marissa Mayer revela sobre Google

Empresas

La veterana ingeniera cuenta algunas historias curiosas sobre la empresa del buscador, en la que lleva 13 años trabajando.

Marissa Meyer es una de las ingenieras más veteranas de Google y una de las mujeres más populares en el mundo de la tecnología. Desde 1999 la directiva -de 36 años- ha pasado por diferentes cargos en la empresa de Mountain View y hoy ostenta el puesto de máxima vicepresidenta de servicios Locales, Mapas y Localización.

Con una trayectoria de 13 años en la firma, es normal que esta figura sepa unas cuantas historias sobre la empresa poco conocidas para el público. En un encuentro con Bloomberg Businessweek ha desgranado algunas de ellas:

1. La página de Inicio de Google no fue concebida como un homenaje al minimalismo y a la simplicidad. Mayer confiesa que su apariencia respondió más a las carencias de los primeros tiempos. “No contamos con un webmaster y yo no hago HTML” recuerda Marissa que decía el cofundador de la compañía, Sergey Brin.

2. Lo que hoy es AdSense podría haber sido una campaña de anuncios personalizados para usuarios de e-mails. Afortunadamente la idea fue desechada.

3. Google calcula que poner un anuncio en su Home podría costar 10 millones de dólares o más. El espacio, sin embargo, parece que sigue sin estar a la venta.

4. La mayor parte de de páginas de Google cuentan con un pequeño aviso de copyright en su parte inferior. Más que por derechos de autor, Marissa confiesa que el símbolo esta ahí para funcionar como una especie de test con el objetivo de comprobar la carga de las webs.

5. Mayer asegura haber tenido una gran fascinación en 1996 por el modelo de móvil Motorola StarTAC, el primer teléfono de ‘concha’ de la historia. Parece ser que la directiva llegó a adquirir varios de estos terminales por eBay para montarse una colección ¿Podría adivinar entonces que un día Google compraría Motorola?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor