Dos agentes rusos, entre los acusados del ataque a Yahoo

CiberguerraEmpresasJusticiaRegulaciónSeguridad

Los cuatro demandados, dos de ellos del FSB, establecieron una red para identificar y acceder a la información de objetivos de alto nivel.

Los principales diarios económicos de Estados Unidos adelantaban la noticia a primera hora del miércoles: el Departamento de Justicia había identificado a los culpables de uno de los robos de datos que Yahoo había sufrido en los últimos años. A lo largo del día, los rumores se confirmaban.

La Justicia estadounidense anunciaba la acusación de cuatro individuos por fraude cibernético, espionaje económico, robo de secretos comerciales y otros cargos relacionados con el robo de 500 millones de cuentas que Yahoo sufría en 2014 y revelaba dos años más tarde.

Los acusados son Dmitry Aleksandrovich Dokuchaev, Igor Anatolyevich Sushchin y Alexsey Alexseyevich Belan, ciudadanos rusos que residen en ese país; y Karim Baratov, que tiene nacionalidad kazaja y canadiense. Baratov ha sido detenido este mismo martes en Canadá. Dokuchaev y Sushchin son agentes del FSB, la organización heredera del antiguo KGB ruso. Ellos dirigieron, protegieron y pagaron a los hackers Belan y Baratov para que obtuviesen los datos de los usuarios del servicio.

Dokuchaev y Sushschin emplearon a Belan para robar parte de la base de datos de Yahoo y así localizar los mails y conseguir acceder a las cuentas de al menos 6.500 perfiles, muchos de relevancia e interés para el FSB. Entre ellos, periodistas rusos, altos cargos de los gobiernos de Rusia y EE.UU y empleados de distintas compañías.

Los agentes del FSB facilitaron a Belan otras actividades criminales que le ayudaron a esquivar a las autoridades estadounidenses. Belan aprovechó el uso de datos financieros de esas cuentas para lucrarse. En dos ocasiones previas había sido acusado en Estados Unidos por ataques a firmas de ecommerce. Baratov, por su parte, fue reclutado por Dokuchaev y Sushchin para, a partir de los datos de Yahoo, conseguir acceso a las cuentas de correo de varios usuarios en otros servicios, como Google.

Chris Madsen, uno de los máximos responsables de seguridad en Yahoo, ha explicado que las acusaciones prueban que los ataques “fueron patrocinados por el Estado. La asistente del fiscal general, Mary McCord, también ha resaltado las implicaciones de los acusados con el Kremlin y ha certificado que “no hay pases libres para la conducta criminal patrocinada por estados extranjeros.”

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor