Alarma en el Reino Unido por ataques informáticos cada vez más sofisticados

SeguridadVirus

El centro de seguridad de las infraestructuras nacionales señala que han sido afectados 300 departamentos del Gobierno considerados como cruciales.

Redes informáticas vitales pertenecientes a los sectores de las comunicaciones, la energía, las finanzas, la salud, los transportes y la Administración del Reino Unido están siendo sometidas a sofisticados ataques electrónicos. El Centro para la Coordinación de la Seguridad de las Infraestructuras Nacionales (NISCC) ha hecho sonar la voz de alarma ante el carácter sostenido de esos ataques, que han afectado hasta ahora a 300 departamentos del Gobierno considerados cruciales.

“No hemos visto nada parecido en cuanto a la escala industrial de los ataques llevados a cabo”, afirma Roger Cumming, de ese centro, en declaraciones que publica el diario “Financial Times”, en un artículo que atribuye dichos ataques a los, en este caso, mal llamados “hackers”.

Según Cumming, no se trata del intento atribuible a “ciberpiratas” de hacerse con los números de las cuentas bancarias de individuos, sino que es un ataque “muy bien organizado y estructurado” contra una serie de organismos. De hecho, es la primera vez que el NISCC lanza una advertencia de ese tipo, lo que da cuenta del grado de preocupación de sus responsables.

Muchos de los ataques proceden de direcciones de Internet localizadas en países asiáticos, y las autoridades británicas están colaborando ya con las de esos países para intentar descubrir a sus autores.

Los ataques llegan en forma de correos electrónicos no solicitados que contienen un “caballo de Troya”, un código informático malicioso contenido en un archivo supuestamente inocuo. En cuanto se abre el correo, el código se instala secretamente en el ordenador del usuario y permite al atacante controlar remotamente el sistema.

Según Cumming, los ataques detectados aquí no tienen nada que ver con la red de espionaje industrial descubierta el mes pasado en Israel, que utilizaba también un virus informático.

El NISCC no cree que los ciberpiratas se hayan apropiado hasta el momento de información importante de esos organismos públicos, pero advierte de que los próximos blancos podrían ser las empresas particulares como bancos, aseguradoras y las instituciones financieras. De ahí que se invite a las empresas en general a extremar su seguridad y vigilar sus sistemas informáticos para detectar cualquier anomalía que se produzca.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor