Australia construye un instituto de biomanufactura para imprimir órganos

InnovaciónInvestigación

Aunque por ahora la impresión 3D de órganos funcionales no es del todo viable, un hospital en Australia está apostando por la biomanufactura.

La Queensland University of Technology (QUT) en Brisbane, Australia, quiere apostar por la impresión 3D aplicada a la medicina, y para ello está construyendo un instituto de biomanufactura, el Herston Biofabrication Institute, en el que médicos, ingenieros e investigadores puedan desarrollar tecnologías y dispositivos capaces de modelar, imprimir e implantar tejidos y órganos funcionales.

El instituto de biomanufactura ocupará dos plantas completas del Metro North Hospital and Health Service y comenzará a estar operativo a partir de 2017. Su objetivo es investigar y allanar el terreno para que los hospitales de Australia, y todo el mundo, cuenten con tecnologías que permitan la producción automatizada de soluciones totalmente personalizadas para cada paciente, que sean anatómicamente, mecánicamente y biológicamente compatibles con el cuerpo del paciente y su condición.

En un principio su misión será estandarizar el uso de la biomanufactura en implantes, pero a largo plazo esperan poder llegar a imprimir y producir todo tipo de tejidos y órganos, y que incluso el proceso del trasplante pueda automatizarse hasta cierto punto con el uso de robots. Todo ello con el fin de no solo mejorar los tratamientos y la salud de los pacientes, sino también reducir los costes y hacer este tipo de tecnologías más accesibles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor