Best Buy: “No seremos más un showroom de Amazon”

Empresas

El retailer invertirá en formación para sus empleados y extenderá sus servicios. El objetivo: evitar que los clientes entren en los locales, ojeen los productos y se marchen a comprárselos a las tiendas online de sus rivales.

BestBuy ha dicho basta. Basta a ser un mero escaparate para los clientes.  La empresa planteaba ayer en una reunión con inversores el que cree su principal problema: los consumidores entran en sus tiendas, toquetean sus productos y se van sin comprar nada. O incluso peor. Tras usar los artículos de sus locales como conejillos de indias, los acaban adquiriendo en plataformas online de la competencia. Es lo que la empresa americana llama ‘showrooming’.

“Poner fin a esta tendencia es nuestra prioridad número uno”, explicaba el CEO interino Mike Mikan durante el encuentro en la sede de Best Buy, en Minnesota.

Para frenar esto el ejecutivo tiene un plan. Quiere que se invierta en formar a los empleados. Así han aumentado notablemente su presupuesto para formación y esperan dar un training intensivo a unos 50.000 empleados (un tercio de su fuerza de ventas) entre septiembre y navidades.

La otra pata de la estrategia de BestBuy para aumentar sus ingresos será invertir en servicios, para proporcionar un añadido a los clientes, tanto consumidores finales como empresas. Mikan aprovechó la conferencia para dar una noticia: BestBuy ha firmado un contrato de servicios de alta tecnología con una gran empresa. El mandamás, sin embargo, no reveló muchos detalles del acuerdo ni el nombre de la agraciada. El retailer también ha adquirido a principios de esta semana White Glove Technologies, otra empresa de servicios con base en Austin (Texas). Esto foco en los servicios sería también una maniobra para paliar la falta de nuevos e innovadores productos, según se hace eco The Wall Street Journal.

BestBuy se encuentra en una situación de transición tras la salida hace unos meses del consejero delegado Brian Dunn por un escándalo sexual con una empleada y, posteriormente, de Richard Schulze, presidente y propietario del 20% de las acciones de la empresa. Además, la empresa tomó la decisión de cerrar el 5% de sus tiendas en EE.UU para reducir costes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor