Solo un 18% de los brazos de capital riesgo de empresas puede tomar decisiones autónomas

EmpresasFinanciaciónStartups

La mayor parte de estas firmas invierte en un grupo de entre 5 y 9 startups anualmente, según un estudio de CB Insights

Los Corporate Venture Capitalists (o firmas de capital riesgo corporativas) están cobrando cada vez más importancia como vehículos para financiar a empresas emergentes. El año pasado estas de firmas, entre las que se incluyen brazos inversores como Google Ventures, Intel Capital o Qualcomm Ventures, inyectaron 12.000 millones de dólares en startups y se espera que durante este 2015 la cifra se supere. Solo en el Q3 los CVC han invertido 3.000 millones de dólares en 240 operaciones, lo que supone un 14,1% del total de fondos recaudados desde el venture capital en el intervalo.

Las grandes compañías también se están dando cuenta de contar con filiales inversoras para encontrar y adquirir nuevos talentos, tecnologías e innovaciones. Así, desde 2014 se han formado más de 127 Corporate Venture Capitalists, según asegura la firma de análisis CB Insights.

No se puede confundir este tipo de sociedades con las firmas de capital riesgo tradicionales, aunque en apariencia se dediquen a lo mismo. Las primeras no siempre tienen el objetivo de la rentabilidad financiera, sino que persiguen otras motivaciones y procesos. La consultora ha encuestado a representantes de 34 de los CVC más activos para descubrir cómo funcionan y cuáles son sus objetivos.

Según el estudio, la mayor parte de estas firmas (41%) invierte en entre 5 y 9 startups al año, aunque hay un gran porcentaje (26%) que financia entre 10 y 19 compañías emergentes. Un 18% destina fondos a una horquilla de 1 a 4 startups cada ejercicio, mientras un 15% se deja el dinero en más de 20 empresas anuales.

cvc-inversiones

Normalmente se trata de decisiones meditadas. Un 67% cuenta con un presupuesto de capital dedicado a startups basado en un marco temporal, aunque hay un 29% que ha puesto fondos basándose en un enfoque oportunista.

A diferencia de las firmas de capital riesgo, estas sociedades no pueden tomar decisiones inversoras independientemente. El 50% necesita expertise y feedback de departamentos relevantes de la empresa en el proceso de diligencia. Además, un 48% necesita también el OK de un comité de accionistas internos y un 38% la luz verde del líder. Únicamente un 18% asegura tener autonomía en estas operaciones.

La principal motivación de los Corporate Venture Capitalist para invertir en startups es la alineación estratégica con compañías emergentes y relevantes. Un 79% de los encuestados ha mencionado esta razón. El retorno económico es el segundo objetivo, siendo citado en un 76% de los casos. Como tercer pilar (46%) está el incrementar la habilidad para ser el líder de pensamiento en una categoría.

cvc-motivaciones

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor