BYOD: una realidad

CortafuegosEmpresasSeguridad

BYOD, o que los empleados utilicen sus dispositivos personales en el trabajo, ha llegado para quedarse. No se trata de aceptarlo o no, sino de cuándo.

El Bring Your Own Device, o BYOD, es una tendencia que se extiende entre las empresas de todos los tamañpos y que consiste en que los empleados utilizando sus propios dispositivos –teléfonos, tablets, PC, en la empresa. Es, además, la principal preocupación de los directores de TI, según un estudio de Gartner.

Sobre esta tendencia se habló durante casi una hora en una mesa redonda organizada por NetMediaEurope y Globb TV que se emitió en directo a través de Internet y en la que participaron Jaime Sánchez, Product Manager de Samsung España, Carlos Ferro, responsable del negocio de seguridad de Symantec, Alejandro Solana, Diretor Técnico de VMware y Ricardo Usaola, Director de soluciones de CA Technologies. La mesa redonda arrancaba con esta pregunta: BYOD, ¿un derecho o un privilegio?

El sentir de los participantes es que más allá de estas dos condiciones, el BYOD es una realidad a la que las empresas se enfrentan de diferentes maneras, bien prohibiendo el uso de dispositivos externos en sus redes, aceptándolos con diferentes políticas de seguridad o integrándolos como si fueran un dispositivo corporativo. Pero además, el BYOD se ha convertido en un desafío porque se pasa de un modelo tradicional basado en el PC a un nuevo modelo donde el centro es el empleado, un modelo en el que no sólo tengo que controlar el ordenador de cada empleado, sino que paso a controlar al empleado porque utilizar más de un dispositivo. Y la realidad es tal que lo único que les queda a las empresas es decidir cuándo aplicar las medidas necesarias para enfrentarse a ella. Si bien en Estados Unidos son las empresas quien financian los dispositivos con los que el usuario quiere trabajar, no ocurre así en España, donde muchas veces es el empleado el que utiliza sus propios dispositivos en el trabajo porque les resulta más cómodo, o sea que al margen de que el BYOD sea un derecho o un privilegio, lo que no tiene sentido es que el trabajador tenga que pagarse las herramientas de trabajo.

¿Están preparadas las empresas para enfrentarse al BYOD? Los invitados a la mesa redonda coincidieron es que estamos en una etapa temprana, que la mayoría de las empresas no son conscientes de que el BYOD puede generar riesgos de seguridad si no se trata el tema correctamente. Puntualizar en este punto que si bien en Estados Unidos el BYOD nace como una forma de reclutar gente joven, a los que se les ofrece la oportunidad de utilizar sus herramientas preferidas, en España han sido los directivos quienes han plateado a las empresas que quien utilizar un tablet o un smartphones determinaso. Importante también es que las empresas tienen que tener en cuenta que la productividad el empleado aumenta si trabaja con un dispositivo que le gusta. No en vano deben tener en cuenta que un tercio de los empleados ha violado, o estaría dispuesto a contravenir las políticas empresariales que le impidan utilizar sus smartphones en el trabajo, según datos de Gartner.

Un aspecto importante para que las empresas adopten políticas BYOD es que la integración de un dispositivo nuevo con los sistemas existentes tiene que ser fácil, y son muchos qlos que apuntan a la nube para solucionar esta barrera. Pero hay un aspecto importante que también se debe tener en cuenta: la privacidad del empleado. Y es que si bien existe un riesgo de seguridad cuando un empleado utiliza su dispositivo personal en el trabajo, también existe el riesgo de que se vulnere la privacidad del usuario y sus datos cuando se controla el dispositivo en el entorno laboral.

Al final para que el BYOD no pase a ser un quebradero de cabeza lo que hay que hacer es reducir la complejidad, que una empresa pueda determinar, fácilmente, qué usuario puede acceder a qué soluciones  y desde qué dispositivos, y todo ello ‘on the fly’.

También quedó claro durante la mesa redonda que cuanto antes se plantee una empresa la implementación de políticas BYOD mejor y que la llegada de l nuevo universo Windows 8, con este sistema operativo en tabletas podría ayudar a que las empresas miren con menos recelo el BYOD porque se trata de una plataforma conocida, pero que tampoco será definitivo.

En breve estará disponible el vídeo de la mesa redonda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor