Empresas

El capital riesgo tecnológico vive un boom en España

capital_riesgo
1 13

Aumenta el número de inversiones y el tamaño de las rondas, aunque aún hay un déficit de financiación entre las primeras etapas y el crecimiento.

Las inversiones de capital riesgo en el sector de la tecnología en España están prosperando. Así lo señala el informe Innovation and Investment: The Booming Technology VC Sector in Spain de Axon Partners Group Investment, que muestra cómo el número de inversiones y el tamaño medio por inversión se han incrementado en lo que llevamos de año. Se llevan a cabo rondas más grandes, con lapsos de tiempo más cortos entre ellas.

El mercado español de capital riesgo y Private Equity ha mejorado considerablemente en el primer semestre de 2014, siguiendo una tendencia similar a la que se vio a finales de 2013. La recaudación de fondos durante el primer semestre de 2014 ascendió a 2.100 millones de euros, frente a los 514 millones del mismo periodo de 2013. Esta gran diferencia se debe principalmente a la asignación de inversiones realizadas por el fondo público Fond-ICO. El 41% de la inversión representó operaciones de crecimiento.

Más allá de estas cifras globales, la inversión del capital riesgo en el sector tecnológico español ha ido en aumento durante los tres primeros trimestres de 2014. Las inversiones en startups tecnológicas sumaron 230 millones de euros, un 2,8% más que los 227 millones invertidos durante el mismo peirodo de 2013.

Buena parte de ese volumen procede de la startup barcelonesa Scytl, dedicada al voto electrónico, que ha cerrado recientemente una ronda de 80 millones. Las rondas de Social Point (22 millones) y Fon (14 millones) completan el top 3.

En términos de número de operaciones, entre enero y septiembre, se cerraron 104, un 24% más que el año anterior. En 2014, el tamaño de la inversión por ronda aumentó un 25% en comparación con los tres primeros trimestres de 2013, con un tamaño medio mensual por operación de 440.000 euros.

El número de startups españolas que han pasado de fase inicial a fase de crecimiento se ha incrementado significativamente. No obstante, hay muchas compañías financiadas anteriormente por una aceleradora o VC early stage, y que aunque han crecido y madurado, no han logrado salir o encontrar el inversor adecuado para alcanzar la próxima ronda de capital y continuar su desarrollo.

Hay, según el informe, un déficit de financiación entre las primeras etapas y el crecimiento, con la mayoría de los capitalistas de riesgo españoles centrados en rondas iniciales y muy pocos locales apoyando rondas de crecimiento. La ausencia de estos inversores de capital riesgo locales ha atraído a capitalistas de riesgo internacionales al mercado.

Periodista y profesor, ha ejercido como redactor y editor en medios de información política y cultural. Desde 2012 trabaja en el campo de las nuevas tecnologías. Actualmente es redactor de Itespresso.

Sígame