Catwoman

Workspace

Siete vidas tiene el gato.

La industria del entretenimiento nos quiere hacer pasar por caja muchas veces. Primero por el cine, luego por la tienda de videojuegos, después por el videoclub para alquilar la película y por último por el supermercado para comprarla. Cada vez es más habitual que las grandes superproducciones de Hollywood tenga su videojuego homónimo, y no siempre los resultados son buenos. Este es el caso de Catwoman.

Siguiendo la libre adaptación cinematográfica del personaje de Catwoman , el argumento del juego de EA nos mete en la piel de Patience Philips, una mujer asesinada que resucita con los poderes de un gato. Su objetivo es eliminar a los que acabaron con su vida. Un clásico.

Catwoman parece un título hecho exclusivamente para el lucimiento de su protagonista. Lo único realmente destacable de este producto es el personaje al que nosotros controlamos, realizado con mucho más cuidado que los demás elementos.

Catwoman se parece mucho a Halle Berry, se mueve con mucha suavidad y luce realmente bien. Sin embargo, el resto del juego está hecho con mucho menos detalle. Catwoman quiere parecerse a Prince of Persia: Las arenas del tiempo. La estructura es básicamente la misma, una sucesión de estancia en las que para llegar de A hasta B hemos de usar nuestras habilidades atléticas, saltando, escalando, agarrándonos a los salientes y en algunos momentos eliminando a los enemigos que impiden nuestro avance. Pero la diferencia entre ambas propuestas es abismal.

Catwoman es un juego incontrolable. Por una parte, el manejo directo de la protagonista deja mucho que desear, ya que con una cruceta movemos a dicho personaje y con otra atacamos en la dirección hacia la que pulsamos. Esto último hace que resulte difícil acertar en muchas ocasiones en las que la dirección no está exactamente definida. Pero lo peor del control de este juego, sin lugar a dudas, son las cámaras. Están enfocadas para que Halle salga espectacular, y ofrecen ángulos muy estéticos, pero poco prácticos. No es extraño encontrarnos saltando a ciegas hacia una plataforma que no vemos porque queda fuera de plano. Llega a ser desesperante verse repitiendo ua y otra vez el mismo obstáculo.

Los combates están a la altura del resto del juego, es decir, son malos. Los enemigos tienen una IA muy escasa, y resulta muy sencillo acabar con ellos, a pesar del mencionado control.

Catwoman es un software malo, que sólo puede gustarles a aquellos que adoren a Halle Berry o a la película en que se basa

José María Arias-Camisón Cano

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor