Cómo encontrar al candidato perfecto en Internet (sin ser Google)

EmpresasStartups

No hay que ser Google para encontrar al candidato perfecto para tu startup en Internet. Te contamos cómo hacerlo.

Una de las noticias más curiosas que nos dejó esta semana el mundo de la tecnología fue la de cómo Google utilizó su propia plataforma para contratar a un nuevo empleado. Un programador autodidacta, que claramente con sus búsquedas y navegación hizo saltar todas las alarmas de Recursos Humanos del buscador, vio cómo tras buscar un código Google se abría y le proponía un juego. Sin pensar que se trataba de un virus (lo que la mayoría de la población pensaría con miedo), aceptó. Fue pasando niveles, lo llamaron para varias entrevistas y, finalmente, se encontró con un trabajo en Google sin haberlo buscado.

¿Podria una startup usar un método similar para encontrar a sus candidatos perfectos? Evidentemente, no podemos entrar en Google y decirle que nos muestre al usuario que haga determinadas búsquedas y navegue por determinadas webs, pero sí que es posible usar Internet para dar con ese empleado perfecto:

1. Deja que te encuentren. Esto es básico. Antes de lanzarte tú a buscar candidatos, asegúrate de que aquellos que estén buscando trabajo y puedan encajar perfectamente en tu startup puedan encontrarte y ponerse en contacto contigo. Cuida la web y redes sociales, actualízalos de forma habitual y ten un apartado muy claro de “Trabaja con nosotros” diciendo qué perfiles buscáis y animando a que se envíen candidaturas espontáneas.

2. Vuélcate en las redes sociales. No solo es una forma de hacerse visible y crear marca, sino también un lugar perfecto en el que encontrar a nuevos candidatos. Si la startup es activa e interactúa de forma regular, puede detectar a usuarios que podrían ser perfectos para formar parte del equipo: esos que son fans de la marca, que saben de lo que hablan y que incluso aportan crítica constructiva. Ponerse en contacto con ellos y tantearlos nunca está de más.

3. Aborda a los candidatos. Muchas veces los trabajadores perfectos no son los que contestan a una oferta de trabajo o envían una candidatura espontánea, sino que se trata de personas que no están buscando trabajo en ese momento porque no lo necesitan. Ellos no acudirán a tu startup, pero si los encuentras y ves que podrían ser perfectos, no pierdes nada poniéndote en contacto con ellos y proponiéndoles una entrevista.

4. Busca aunque no necesites a nadie. Que tu startup no necesite ampliar el equipo en ese momento no significa que debas dejar de buscar o de estar atento por si aparecen personas con el perfil perfecto. Mantén una base de datos con estos potenciales candidatos. Cuando llegue el momento de ampliar el equipo, no tienes más que ponerte en contacto con ellos.

5. Publica las ofertas de trabajo en los lugares que quieres que frecuente tu candidato. ¿Quieres a un usuario activo en Twitter? Publica ahí la oferta. ¿Prefieres a un genio de Linkedin? Asegúrate de que ese es el lugar en el que estás. Por supuesto, si te cuesta encontrar candidatos vete poco a poco ampliando la lista de lugares en los que publicas la oferta, pero al principio limítate a los más importantes: te ayudará a recibir candidaturas más relevantes.

6. Las entrevistas en persona siguen siendo clave. Internet nos permite saber muchas cosas, pero nada sustituye la entrevista personal. Es ahí donde detectarás cómo es la persona, si crees que puede encajar bien con el resto del equipo o si puede haber algún comportamiento problemático. Si no es posible quedar en persona, una videollamada también es posible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor