Cómo evitar que los empleados de tu startup pierdan la pasión

EmpresasStartups

Trabajar en una startup es duro y, si no se hacen bien las cosas, el equipo podría quemarse muy pronto.

Todo parece ideal el primer día. Ya solo la palabra startup transmite ilusión y modernidad, un lugar en el que tiene que ser un placer trabajar, con un equipo apasionado, joven y un objetivo compartido en el que se cree. No obstante, la realidad aparece enseguida. Formar parte del equipo de una startup significa trabajar mucho, muchas horas, y en bastantes ocasiones por poco dinero.

¿Qué mantiene a los empleados de una startup dando su 100% día tras día? Un concepto algo abstracto, pero cuya pérdida hace estragos: la pasión. Esa que es natural para los cofundadores no lo es tanto para los empleados, que pueden acabar perdiéndola y quemándose, deseando salir de la startup y dejando de trabajar bien. ¿Cómo evitar que esto ocurra?

1. Asegúrate de que comparten y entienden la visión. Esto es clave: si no se entiende y comparte la visión de la startup es muy difícil tener pasión por ella y por su trabajo. Asegúrate antes de contratar a nadie que efectivamente entiende qué es lo que buscáis con la startup. Cuando se comparte la visión, la pasión llega sola y es más difícil de perder.

2. Escucha y ofrece feedback. Habla con tu equipo, pide sus opiniones y escucha lo que tienen que decir. Si te plantean dudas o preguntas ofrece feedback. Es decir, asegúrate de que la comunicación es fluida y bidireccional en todo momento. Si los empleados sienten que no son tenidos en cuenta, se sentirán peor en su trabajo.

3. Sé transparente. Si las cosas van bien, dilo; pero hazlo también cuando hay algo que se está torciendo. No mantengas a tus empleados en la sombra sin saber cómo le está yendo a la startup, porque enseguida lo notarán y enseguida empezarán a circular los rumores y el descontento. Al compartir harás que se sientan parte del proyecto y, en muchos casos, posiblemente hasta ayuden a enderezar las cosas.

4. Contribuye a un buen ambiente de trabajo. Las startups requieren muchas horas de trabajo, por lo que es indispensable para evitar que los empleados se quemen que haya un buen ambiente. Asegúrate de que nadie lo está enturbiando y contribuye a él con detalles que hagan la experiencia de trabajo más agradable.

5. Aprecia las cosas bien hechas y celebra los pequeños triunfos. Un gran error que cometen muchos emprendedores primerizos es dejarse llevar por los nervios cuando algo va mal y solo reñir a los empleados, olvidando felicitarlos cuando hacen las cosas bien. Además, celebrar los pequeños triunfos ayuda a mantener esa pasión viendo que se va, pasito a pasito, por el buen camino.

6. Sé flexible y apoya sus pasiones. Tus empleados van a trabajar más horas de las que les corresponde, tenlo siempre en cuenta cuando te pidan pequeños favores. Trabajar desde casa algún día, entrar más tarde o irse antes, etc. La flexibilidad es clave para que puedan lograr conciliar en la medida de lo posible lo personal con lo profesional. Y recuerda que, además de la startup, cada uno tiene sus pasiones: apóyalas siempre que puedas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor