Cómo gestionar las ventas navideñas

Gestión empresarial

Durante esta época del año la demanda suele aumentar y también las ventas, pero es importante organizarse bien y evitar morir de éxito.

Estamos ya en plena época navideña, lo que para cualquier empresa cuyo negocio se dirija directamente al consumidor final significa una cosa principal: la posibilidad de que las ventas aumenten de forma considerable. A estas alturas, debería estar ya todo preparado para asegurarse de que ese incremento se produce, pero no hay que olvidar otro detalle importante: ser capaces de gestionar ese aumento en las ventas.

Y es que esa facturación extra que supone para muchas empresas esta época del año conlleva también el peligro de morir (o ser gravemente herido) de éxito. Quedarse sin stock, no ser capaces de hacer frente a toda la demanda, ver cómo clientes enfadados se marchan porque nadie les ha atendido, etc. ¿Cómo hacer que no te pase? Siguiendo estos consejos.

  1. Prepara stock. Lo último que quieres es ver cómo pierdes posibles ventas porque no has planeado bien cuánta demanda recibirás y se te ha agotado el stock. En otra época del año, muchos clientes optan por esperar a que llegue el producto, pero en navidades normalmente esta opción no existe. Haz bien cuentas y previsiones y asegúrate de que empiezas la temporada con los almacenes llenos.
  2. Valora aumentar tu plantilla. Entre que muchos de tus empleados aprovecharán para cogerse unos días libres en esta época y que la demanda aumentará de forma significativa, puede ser buena idea incorporar a gente nueva. Aunque sea solo de forma temporal, estos nuevos empleados te ayudarán a hacer frente al bullicio y a la demanda navideñas.
  3. La organización es lo primero. Tener una plantilla más amplia no sirve de nada si después tus empleados no tienen claro cuál es su función. Esto, unido al estrés típico de una temporada de mucha demanda, provocará el caos, malosentendidos y pérdida de tiempo y dinero. Ten una reunión con tu plantilla en la que quede claro qué es tarea de quién y cómo os organizaréis.
  4. ¿Vendes online? Habla con los servicios de mensajería. Los clientes que deciden realizar una compra online querrán saber cuándo llegará el paquete de forma precisa: en plenas navidades, una diferencia de un día puede ser fatal. Pregunta a los servicios de mensajería que utilizas qué días trabajan y cuáles no y cuáles son las expectativas de tiempo de envío. Así, tus clientes recibirán sus paquetes en el tiempo esperado.
  5. Piensa en las posibles devoluciones. A veces los regalos no gustan, por lo que los destinatarios deciden cambiarlos o devolverlos: asegúrate de que el proceso es rápido y sencillo. Cuantas más facilidades pongas, más fácil será que ganes un cliente ne vez de perderlo.
  6. No olvides la comunicación con tus clientes. Uno de esos consejos que en realidad son válidos durante todo el año: no descuidar nunca la comunicación con los clientes. Ten varias vías abiertas (y fáciles de encontrar) y asegúrate de que funcionan bien. La atención al cliente es clave siempre, pero en época navideña su importancia se multiplica. Asegúrate de que funciona bien.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor