Condones a medida [Veredicto: teníamos que llegar a esto]

Empresas

Ya no valen excusas.

Ni me baila ni me aprieta ni este color no me sienta bien. Han llegado los condones a medida. Como si se tratase del traje de un elegante caballero medido y cortado por un eficiente sastre, con la ventaja de que aquí no habrá peligrosos alfileres, molestos hilvanes ni pintarrajos azules de jaboncillo que afeen tu manguerita de la alegría.

Todo gracias a un sencillo y útil patrón peneano que puedes imprimir y recortar para ubicar la herramienta sobre él y así averiguar cuál es tu talla y encargar los preservativos adecuados a tu tamaño.

No busques aquí motivos para tirarte el pisto, que luego en el momento de la verdad se te sale y ya la hemos líado.

A la hora de adquirir un preservativo ya hace tiempo que hay distintas tallas disponibles para que todos los tamaños puedan practicar el coito con seguridad, sin apreturas ni holguras. Las primeras incomodan y pueden llegar a imposibilitar la feliz coyunda, pero lo segundo puede ser incluso más peligroso y dar alugar a una ETS o un bautizo pasados 9 meses.

Pero lo complicado puede ser conocer realmente cuál es la talla que gastamos. Ahora todos esos problemas quedan resueltos consultando esta tabla de medidas que distingue grosor y longitud

El cuadro de medidas se utiliza colocando el miembro sobre el mismo y anotando qué letra es la que indica la longitud del mismo (vamos a dar por supuesto que superas la J) y posteriormente el grosor del mismo. Basta con ser honesto y una vez conocida la talla encargar a TheyFit (“SeAjustan”) unas cuantas cajas de condones que te quedarán como un guante. ─[Theyfit]

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor