Consiguen curar el virus Ebola en monos

Empresas

El Ébola, uno de los filovirus más temibles que hay por su letal tasa de mortandad (90% de los infectados) y por su terrible efecto provocando fuertes hemorragias que terminan produciendo la muerte, ha sido explotado por el cine desde que ya en “Estallido” se mostrase una versión muy dramatizada del incidente real que documentó la escalofriante novelización de Richard Preston “Zona caliente” sobre las andanzas de un pequeño primate infectado que llegó a Estados Unidos a bordo de un barco. Aunque la historia real no incluyó pueblos amenazados con el holocausto nuclear para borrar todo rastro del mortal virus, lo cierto es que el peligro latente de estas bombas biológicas y su potencial uso como arma o la posibilidad de que pueda desencadenarse algo parecido a lo que el Séptimo Arte nos ha contado en “Contagio” o “12 monos” hoy puede estar algo más lejos gracias a que el Laboratorio Nacional de Microbiología de Winnipeg (Cánada) ha desarrollado un cóctel de anticuerpos capaces de curar unos monos que habían sido infectados con la modalidad Zaire del mortal virus.

Ébola, Zaire y Marburgo son algunos de los nombres que ponen los pelos de punta si están escritos con rotulador en la etiqueta de un frasco.

Hasta ahora la única forma de contrarrestar los efectos de uno de estos virus era la administración de un retroviral a los pocos minutos de haber sido infectado, algo que en la práctica resulta totalmente inviable.

Ahora se ha descubierto un tratamiento que puede administrarse hasta 24 horas después del contagio y tiene una tasa de supervivencia del 100% en los monos en los que se ha probado. Incluso la mitad de los monos a los que se les administró 48 horas después también lograron salvarse. Por contra, los monos a los que no se les suministró el remedio murieron antes de cumplirse 5 días, tal y como se publica en Science Translational Medicine.< Los anticuerpos empleados proceden de ratones que han sido vacunados con parte del virus y los investigadores esperan que esto pueda funcionar también en seres humanos. La fase I de pruebas clínicas con humanos no empezará antes de 2014. ─[Science Tranlsational Medicine / Nature / Imagen: CDC]

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor