Convierte tu smartphone en un otoscopio combinando accesorio y aplicación

Empresas

Una infección de oído te puede fastidiar las vacaciones, pero además con los bebés es muy complicado saber si la tienen ya que la única señal que te dan es llorar desconsoladamente. Para facilitar los diagnósticos tempranos, investigadores del Children’s Healthcare, Georgia Tech y Emory, están desarrollando un sistema con el que convertir tu smartphone en un otoscopio.

Vale, no es que un otoscopio sea un aparato ultracomplicado, pero no es muy normal tenerlo por casa. Con un smartphone se facilitan mucho las cosas, no sólo porque su forma le permite poner de forma sencilla un cabezal que se pueda introducir en el oído con facilidad, sino también porque puede aprovechar la luz del flash.

La cámara consigue tomar imágenes muy definidas de como está el oído y una aplicación permite hacer fotos o vídeos para verlo por uno mismo o mandarlas directamente al médico sin salir de casa.

Un sistema muy sencillo que puede evitar el que los niños pasen un mal rato doloridos, y que los mayores no sepan realmente que está pasando.

Han comprobado que con el adaptador no existen riesgos reales de perforar el timpano, por lo que si no puedes esperar a que lo comercialicen puedes hacer alguna prueba con un embudo, a ver que tal. Tan sólo recuerda que el que empiece a salir sangre a lo Don Mendo es una señal de que quizás te has pasado de profundidad. [Ubergizmo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor