Darth Vader, ese padre modélico

Empresas

Es muy probable que “yo soy tu padre” sea una de las frases más famosas de la Historia del Cine. Y sus protagonistas, Darth Vader y Luke Skywalker, uno de los tándems padre-hijo más célebres de la gran pantalla. La pena es que por esas cosas del Reverso Tenebroso de la Fuerza su relación fue más bien tormentosa hasta que logró encarrilarse en el último momento. Pero ¿cómo habría sido todo si desde el primer momento el Señor Oscuro del Sith se hubiera tomado su paternidad de maner positiva y responsable? Qué gran padre podría haber sido, como nos demuestran estas divertidas viñetas que os ofrecemos a continuación.

Hay un universo paralelo que tuvo lugar hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana.

Es distinto al que conocemos según las películas de “Star Wars” porque en esta historia alternativa Vader no parece que termine cortándole una mano a su hijo. Al contrario, todo parece apuntar a que el pequeño Luke creció feliz educado por un infinitamente paciente Darth Vader.

Un Vader que no se queja cuando lleva a hombros a su hijo aunque este le tape los ojos, que le compra los muñecos que quiere, aunque san de Jar-Jar Binks y que juega con él al beisbol a pesa de que en vez de bate emplea un sable láser, con el consiguiente perjuicio para las bolas que le lanza.

Eso es un padre, alguien que con mucha calma te dice que no hagas burbujas en el refresco que te tomas en la cantina de algún tugurio galáctico y que no emplea la Fuerza ni ningún truco Jedi pr muchas veces que le preguntes, mientras viajais por el espacio, aquello de “¿hemos llegado ya?“.

El autor es Jeffrey Brown, que ha creado un libro titulado “Darth Vader e hijo” que explora unas hilarantes situaciones que cualquier padre y cualquier hijo podrán reconocer, pero que a la luz de los protagonistas adquieren un nuevo y cómico sentido.

El libro estará a la venta el 4 de mayo a un precio de $15. ─[Design Taxi]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor