Deep Flight Challenger, nave espacial, avión y submarino, todo en uno

Empresas

Bienvenidos al mundo jamesbondiano de los aventureros mega ricos con instintos megalómanos no reprimidos. El aventurero Setev Fosset, desaparecido y dado por muerto el año pasado (típica artimaña de malvado de Ian Flemming), dejó a medio hacer el Deep Flight Challenger, un vehículo capaz, entre otras cosas, de sumergirse a casi 11.000 metro del nivel del mar. Con su desaparición el proyecto fue cancelado, pero su inventor, Graham Hawkes, ha dado a conocer los detalles del vehículo.

El sumergible iba a ser “parte nave espacial, parte avión y parte submarino”, según Hawkes. El Challenger habría sido capaz de aguantar presiones de más 9.000 kilogramos por pulgada cuadrada, unas 15.000 veces la presión atmosférica. En lugar del titanio de las tecnologías convencionales, Hawkes recurrió a la fibra de carbono.

Fosset desapareció en septiembre de 2007 y el 2 de octubre de este año se encontraron por fin los restos de su avión estrellado y (probablemente) los suyos mismos, por lo que futuro de su espectacular vehículo es incierto, aunque los diseños pertenecen ahora a sus herederos. [Marinij]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor