Denuncian las condiciones de trabajo de Amazon en Alemania

Empresas

Un documental de la cadena ARD denuncia el control constante y las condiciones laborales y de alojamiento de los trabajadores temporales de Amazon.

Jornadas interminables, condiciones de trabajo inhumanas, escasa seguridad e higiene… Son situaciones cotidianas en las fábricas de China y el sureste asiático. Pero no están tan alejadas de las que se dan en Europa, concretamente en la locomotora alemana. Al menos en las instalaciones que Amazon tiene en Bad Hersfeld, denunciadas en un documental emitido el pasado 13 de febrero por la cadena pública ARD.

Cientos de trabajadores europeos fueron reclutados por la red de empleo EURES para trabajar durante tres meses en la campaña navideña de Amazon, empaquetando envíos en el almacén central de la empresa en Hessen. Las condiciones distaban mucho de las que esperaban en la próspera Alemania. Su residencia se hallaba bastante apartada de la ciudad más próxima y se encontraban aislados, ya que sólo disponían de un autobús al día que les llevaba y les traía de la fábrica, unos 17 kilómetros de trayecto.

Las viviendas en cuestión no eran, desde luego, un paraíso. Los estrechos bungalows donde dormían eran compartirlos por hasta cinco personas. Además, después de la jornada en el almacén los propios trabajadores debían encargarse de limpiar los bungalows.

En el almacén, los empleados se quejaban de las condiciones de trabajo: hasta 15 kilómetros camina un trabajador de Amazon en cada turno en el almacén. Algunos tuvieron que acudir al hospital debido a las heridas que tenían en los pies. Tanto la comida que les sirven en la cantina como el autobús les son descontados del sueldo.

Según este documental, una empresa de seguridad se encarga de vigilar a los trabajadores, incluso dentro de las habitaciones, en las que entran sin permiso y llevan a cabo registros. La razón de estos registros es documentar “destrozos o robos en el mobiliario del hostal”, afirma la compañía. Según The New York Times, Amazon ha prescindido de los servicios de esta empresa por sus vínculos con grupos neonazis.

La contratación de trabajadores a través de empresas de trabajo temporal es una práctica habitual de Amazon en Alemania. En el almacén de Ausburgo trabajan 5.000 personas y sólo 1.000 están contratadas por Amazon. La ministra alemana de trabajo, Ursula Von der Leyen, ha reaccionado afirmando que, si se comprueban las acusaciones, la empresa de trabajo temporal sufrirá las consecuencias legales.

Sin embargo, el secretario de organización del sindicato Ver.di en Amazon, Heiner Raimann, lleva tiempo tratando de ejercer presión sobre Amazon para que mejore las condiciones de sus trabajadores. Para Raimann, los problemas no se reducen a la central de Hessen, y denuncia que los trabajadores que llegan para campañas concretas reciben unos salarios demasiado bajos y son controlados constantemente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor