Disfruta del vandalismo callejero a lomos de un patinete tuneado

EmpresasInnovación

Si no te basta con causar el terror entre los transeúntes a tu paso por las calles, ¿por qué no dar un paso más y dejar constancia de tu “reino de terror” como cabroncete oficial del barrio?

Algo parecido han tenido que pensar los creadores de estos patinetes modificados para dejar un rastro de ceras o chispas en el asfalto. Genial, ahora ya ni el suelo está libre de ser “personalizado artísticamente”.

Vale que muchos graffitis son geniales y verdaderas obras de arte, pero siempre que no sean impuestos simplemente por alguien donde le de la gana. Pero crear un medio de transporte que vaya dejando un rastro por el suelo la verdad es que ya es algo gratuito.

Pero si no te basta con eso que mejor que ir soltando chispas, puede que no marque siempre la calle aunque al estar pensado para ser usado por niños en los cuales la responsabilidad y el sentido común no suele ser su fuerte la posibilidad de incendios fortuitos aumenta considerablemente.

Por un lado Graffiti Scooter cuesta 60 dólares y el eléctrico eSpark Scooter 180 con una autonomía de 40 minutos a 16km/h. ¡Bien! Gracias amigos de Razor por crear unos productos tan geniales y útiles para la sociedad.

Así que ya lo sabéis muchachada, si no os bastaba con guarrearlo todo con firmas a rotulador, basura y demás lindezas en pos de vuestra expresión como una juventud libre, por fin podéis hacer algo que cubra aún más territorio con menor esfuerzo. Pero ya puestos ¿por qué no quemar edificios y crucificar gente en medio de un campo de maíz?— Dani Burón [Razor Scooters]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor