Doblegaos ante el yugo de la plancha del mal

Empresas

Si alguna vez os preguntasteis como era posible que Darth Vader no tuviera la capa siempre arrugada después de una dura jornada aplastando fuerzas rebeldes o como el Doctor No conseguía que las solapas del cuello Mao de sus traje se mantuvieran lisas y firmes como el control a sus esbirros, por fin podréis saber la respuesta. Seguro que usaban una plancha como ésta, con un diseño tan amenazante que hasta un T-1000 se haría caquita.

Tiene un elegante color negro brillante y un diseño geométrico con líneas pronunciadas, probablemente para usarla como arma o para que el dolor de dedos que crea su falta de ergonomía sirva para alimentar la rabia y el odio hacia la humanidad.

Cuatro botones y un deslizador permiten regular la potencia, temperatura, el vapor y la salida de agua. Con una palanca controlamos los golpes de vapor y un último botón nos permite acceder al deposito de agua.

Lamentablemente para todos los supervillanos y genios del mal que se niegan a planchar sus prendas malignas con planchas “para nenazas” con colores y líneas suaves, probablemente tendrán que seguir con la ropa arrugada, porque esta plancha tan sólo es un concepto creado por el diseñador Nico Kläber y denominado “plancha para hombres“.

No quiero ni imaginarme que tiene pensado para un posible “secador para hombres” o aún más terrorífico, el “cortauñas para hombre”.— Dani Burón [Tuvie]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor