Doce estaciones de trabajo podrán conectarse a un ordenador sin servidor

CloudServidores

El matemático Bovshover espera que su idea ayude a acortar las desigualdades en el acceso a la tecnología que existe en las localidades más marginales.

Un matemático israelí ha creado un sistema para que entre 10 y 12 puntos de trabajo, compuestos por una pantalla, un teclado y un ratón, funcionen con normalidad conectados a un solo ordenador completo y sin un servidor, según informa el diario israelí “Haaretz”. Se trata de un sistema de ordenadores que reduce entre un 30 y 50 por ciento los gastos de un centro de informática.

El inventor de la red de estaciones de trabajo que funcionan sin un servidor es Arik Bovshover, un matemático que emigró de la ex Unión Soviética a Israel en la década de 1990.

La idea se basa en dividir un sólo ordenador en varias estaciones de trabajo. “El ordenador moderno es 10 veces más potente que los equipos que se vendían hace varios años, pero normalmente utilizamos sólo un 2 por ciento de sus capacidades”, ha afirmado Bovshover, que ha creado la empresa MiniFrame para desarrollar y comercializar su idea. “Las compañías que venden ordenadores claramente quieren convencer al consumidor de que necesitamos ordenadores más modernos, pero yo quise demostrar como podemos sacar provecho de las capacidades de cada aparato”, agrega el matemático.

El sistema desarrollado por MiniFrame se basa en la tarjeta de vídeo que normalmente está conectada a la placa madre de un ordenador común y nos permite ver la imagen en la pantalla. Según Bovshover, se pueden conectar varias tarjetas de vídeo a la placa madre de un ordenador moderno lo que crea una pantalla con varias ventanas, cada una de las cuales se puede ver en un monitor diferente. De hecho, MiniFrame ha desarrollado el programa que se introduce en el sistema operativo y que hace posible que con cada tarjeta de vídeo se puede trabajar en una estación separada.

El sistema se aprovecha de las capacidades informáticas de una tarjeta de vídeo. “Actualmente las tarjetas de vídeo funcionan como un ordenador en miniatura, y hemos encontrado la manera de transferir la capacidad de computación a la tarjeta en vez de depender del ordenador”, asegura Bovshover. Es más, con este sistema es posible conectar cinco o seis tarjetas de vídeo a cada ordenador y dos estaciones de trabajo a cada tarjeta de vídeo, es decir que es posible conectar entre 10 y 12 estaciones de trabajo a un solo ordenador.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor