El dongle Apple TV pierde atractivo frente a sus rivales

Movilidad

Las ventas del Apple TV se sitúan por detrás de las de los decodificadores de Roku, Google y del Fire TV de Amazon, que crece con fuerza.

El anunciado lanzamiento del nuevo set-top box de Apple no podría ser más oportuno. Según la firma de investigación de mercado Parks Associates, las ventas de Apple TV en Estados Unidos el año pasado cayeron hasta situarse en cuarto lugar.

Roku, que vende varios dispositivos de vídeo en streaming para conectar al televisor, siguió al frente de las ventas en EEUU, con el 34% de los dispositivos vendidos. Google, fabricante del Chromecast, fue segundo con el 23%, informa CNET.

El que sube con fuerza es el Fire TV de Amazon. Lanzado en abril de 2014, este dispositivo alcanzó la tercera posición, con un 16% de las ventas, desplazando al Apple TV, que acapara sólo el 13% del mercado. En total, Roku, Google, Amazon y Apple controlan el 86% del mercado de los decodificadores de vídeo en streaming en EEUU.

Un mercado que ha crecido a medida que más gente quiere ver los contenidos de entretenimiento de Internet en sus televisores. Parks estima que en 2019 se venderán en todo el mundo 86 millones de set-top boxes de este tipo.

Pero Apple tendrá que hacer algo si no quiere perder este tren. Aunque Apple TV sigue siendo un éxito de ventas en todo el mundo, con 25 millones de dispositivos desde su lanzamiento, la compañía de la manzana no ha tocado su dongle en tres años, algo que los consumidores estadounidenses han empezado a tener en cuenta. La presentación en septiembre de la próxima versión del set-top box de Apple puede ser el empujón que necesita para revitalizarlo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor