Dynasty Tactics 2

Workspace

Estrategia pura y dura ambientada en el beligerante ambiente de la saga
Dynasty Warriors. Diversión y calentamiento de neuronas aseguradas.

Lo cierto es que se echan bastante de menos este tipo de juegos para los

que nos consideramos amantes de los juegos de estrategia por turnos y

poseemos una Playstation 2. Años han pasado desde que se publicaron

pequeñas joyas como Final Fantasy Tactics, juego en el que uno iba

estrujándose las neuronas y modificando los personajes para ir avanzando

y superando complicadas situaciones de combate. Si bien es cierto que en

Japón este tipo de juegos se produce con cierta frecuencia, no lo es más

que a nuestro país llegan bien pocos ejemplos de éstos. En esta ocasión,

el ambiente es el ya visto en la saga de los Dynasty Warriors, donde

diferentes reinos de lo que hoy se llama China, luchaban ferozmente por

el control de las tierras.

Dynasty Tactics 2 no sólo es un

ejemplo de cómo utilizar a nivel técnico los recursos de nuestra

Playstation 2, sino que el hecho de que se haga un juego de táctica dura

no significa que se cuiden esos aspectos antes nombrados.

Divertido, llamativo y para pensar

La jugabilidad es

excelente, aunque absorber totalmente el sistema de juego requiere una

cantidad importante de tiempo. Al igual que el ajedrez, DT2 tiene una

cierta cantidad de reglas, que mezcladas con los factores de terreno,

moral de tropas, encaramientos, etc., hace que el dominio de éste

resulte costoso en un principio. Esto puede ser especialmente duro en el

caso de que no se tenga cierto dominio de la lengua inglesa, ya que no

se han tomado la molestia de traducir al español esta pequeña obra de

arte.

Básicamente nos veremos en dos tipos de escenarios: el

estratégico en el que veremos las diferentes ciudades y reinos por los

que nos veremos, y el puramente táctico, en pleno campo de batalla donde

demostraremos nuestra habilidad. Las tácticas inteligentes y

devastadoras son premiadas durante los combates, y el aprendizaje de las

diferentes habilidades de cada tipo de tropa y sus combinaciones con

otras resultarán vitales para que no seamos barridos por nuestros

contrincantes.

Los gráficos resultan de gran calidad: aunque en

el terreno táctico veremos nuestras tropas básicamente casi como figuras

de plomo, también veremos animaciones durante las diferentes acciones,

además de distintos efectos que se irán activando cuando utilicemos unas

u otras técnicas o combos. El sonido está también a la altura de las

circunstancias, y aunque se echa en falta la traducción de las charlas

que se sueltan los diferentes personajes, los efectos en general y la

música en particular destacan por el cuidado que se ha tenido tanto en

su desarrollo como en las situaciones en las que se aplican.

En

resumen: DT2 es una auténtica joya para los amantes de la estrategia por

turnos pura y dura, con un nivel de adicción muy alto. Con una curva de

aprendizaje un poco dura al principio, la enorme cantidad de

combinaciones y situaciones tácticas que se nos presentan garantizará

que no nos aburramos con el durante semanas y semanas.

Julio

Canto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor