Dyson acusa a Bosch y Siemens de irregularidades en sus tests de eficiencia

Regulación

El fabricante de aspiradoras Dyson ha acusado públicamente a Bosch y Siemens de engañar a los consumidores utilizando técnicas para que sus aspiradoras muestren en los tests un consumo eléctrico mucho menor al real.

Volkswagen y el escándalo de con sus coches diesel siguen trayendo cola. Todavía no se sabe a ciencia cierta qué consecuencias tendrá para el sector europeo del automóvil, pero al parecer podríamos ver algo parecido también en el mercado de las aspiradoras.

La empresa Dyson lleva ya un tiempo criticando el sistema de regulación de la eficiencia energética de los electrodomésticos, y la polémica creada por Volkswagen en el sector automovilístico ha creado el momento adecuado para pasar a una postura más agresiva.

Dyson ha decidido comenzar acciones legales contra Bosch en Alemania y Siemens en Holanda, acusándolas de utilizar un sistema que permite engañar a los tests, reduciendo su consumo en caso de usarse en laboratorio a 750W, lo que las hace AAAA, cuando en realidad consumen más de 1.600W, lo que implica ser E o incluso F.

El BSH Group, dueño de ambas marcas, ha rechazado rotundamente las acusaciones, pero Dyson parece totalmente convencida y de hecho remarca la situación de que Bosch está también implicada en el escándalo de Volkswagen, ya que fueron los desarrolladores de software para pruebas.

Eso sí, Dyson no lo hace sólo por el ‘bien’ de los consumidores, la empresa tiene interés en que la regulación de consumo energético se ajuste a sus estándares, y critica el hecho de que los fabricantes alemanes tienen demasiado peso en decidir estas normas. Por su lado, BSH no sólo lo niega, sino que también acusada a Dyson de falta de transparencia en us pruebas.

Sea quien sea el que tiene la razón, seguramente esta batalla legal terminará beneficiando a los consumidores, que podrán descubrir quién está mintiendo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor