EEUU acusa a la UE de cobro indebido de impuestos a productos tecnológicos

Regulación

Bruselas lo niega y culpa a Washington de la situación por haberse negado a actualizar la lista de mercancías.

Estados Unidos ha decidido unirse a Japón en la queja que el país asiático presentó ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra la Unión Europea por violar el Acuerdo sobre Tecnología Informática (ITA, en inglés).

El problema, según Estados Unidos, es que la UE está imponiendo tarifas sobre las importaciones estadounidenses en productos de alta tecnología, como cajas de cable y satélite para acceder a internet, pantallas planas de computadoras, y ciertas impresoras de computadoras.

Estos impuestos de importación habían sido suprimidos tras el acuerdo ITA alcanzado en 1996, con el que se pretendía evitar perder las ventajas que ofrece la creciente globalización de esta industria.

La Comisión Europea no sólo ha negado estas acusaciones de Estados Unidos sino que ha decidido pasar al ataque, culpando a Washington de no haber colaborado para actualizar la lista de productos con el consenso de los 79 países signatarios, con el fin de reflejar en ella las tecnologías más novedosas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor